31 de enero de 1839

31 de enero de 2021


El 31 de enero del año 1839, es decir, hace 182 años de republicana y chulla vida, el Congreso Nacional del Ecuador decidió la primera reelección presidencial de la historia: 29 congresistas votaron por el general caribeño Juan José Flores. Otros seis candidatos a la Presidencia de la República sumaron, entre todos, 9 votos*.

 

Flores tiene un récord que se mantiene desde 1830: ser el Presidente más joven del Ecuador. En septiembre de 1830, cuando asumió la Presidencia Constitucional de un naciente Estado sudamericano, Flores contaba 30 años pues (según se afirma) había nacido el 19 de julio de 1800 en Puerto Cabello, Venezuela.

 

El Presidente más joven, ya de viejito.

Si se acepta esta fecha de nacimiento, aún en su reelección del 31 de enero de 1839, Flores sería el segundo Presidente más joven de la historia ecuatoriana, pues a esa fecha contaba tan solo 38 años, 6 meses y 10 días de azarosa existencia. El siguiente en la lista de Presidentes jóvenes, el guayaquileño Jaime Roldós, cuando asumió la Presidencia el 10 de agosto de 1979 era 2 meses y 25 días mayor al caribeño Flores. Ahora, si se llega a elegir en las elecciones abiertas del venidero 7 de febrero a Andrés Aráuz, él, con apenas 36 años, lo desplazaría al reelecto general Flores del segundo lugar que ocupa detrás de sí mismo.

 

Ese 31 de enero de 1839 se decidió, también, un récord que se mantiene desde entonces en posesión de Francisco Xavier Aguirre Abad, político e historiador babense nacido el 17 de abril de 1808: ser el Vicepresidente más joven del Ecuador. El Congreso Nacional por 21 votos optó por Aguirre; quien quedó segundo, Diego Noboa, obtuvo ocho**. Al momento de su elección y de establecer el récord, Aguirre contaba, como Flores, 30 años.

 

El Vicepresidente más joven, ya de viejito.
 

Con Flores y Aguirre, la primera década de vida política del Ecuador fijó dos marcas que, es muy probable, permanecerán inalterables mientras subsista este Estado.   

* Entre ellos, dos futuros gobernantes que en 1845 triunfaron en el primer golpe de Estado de la historia política ecuatoriana, el Yei Yei Olmedo y Vicente Ramón Roca. El golpe de Estado fue precisamente contra el caribeño Flores, quien pretendía gobernar hasta 1851, tras las reformas que impuso en 1843 en la (motejada por Rocafuerte) ‘Carta de la Esclavitud’, i.e., nuestra tercera Constitución.

** Diego Noboa sería el autor del segundo golpe de Estado exitoso en la historia política del país, cuando tumbó al quiteño Manuel Ascázubi en 1850, y a su vez, fue la víctima del tercer golpe de Estado exitoso, perpetrado en su contra por el general José María Urbina en julio de 1851 (en pocas palabras: fue un gil, un tonto útil). Sobre la impresión de Aguirre sobre Noboa, v. ‘El historiador se escribe’. 

0 comentarios: