Caridad

10 de mayo de 2009


Debo a la trinidad que componen un literato bigotón y argentino, un profesor (radicado en esta ciudad) argentino de origen tano y una religiosa de origen albano y fama mundial la reflexión de esta página. La relación de esta trinidad es la siguiente: el literato bigotón y argentino (Martín Caparrós) publicó en la edición local de la revista Soho (No 77) un artículo sobre la religiosa de origen albano y fama mundial (Agnes Gonxha Bojaxhiu, alias Madre Teresa de Calcuta) titulado Por qué detesto a la Madre Teresa de Calcuta. Yo me hago cargo de los dichos de Martín Caparrós y los asocio con los dichos del profesor argentino de origen tano, Jorge Massuco.
Martín Caparrós recuerda en su artículo los gestos amistosos de la Madre Teresa para con los dictadores Enver Hoxha y Baby Doc Duvalier, su recomendación de que los afectados por el desastre ecológico que provocó Union Carbide en el Bhopal indio “olvidaran y perdonaran” en vez de reclamar indemnizaciones y su petición de clemencia en favor de Charles Keating, “uno de los mayores estafadores de la historia financiera norteamericana: el fulano que se robó, por medio de una serie de maniobras bancarias, 252 millones de dólares de pequeños ahorristas”. Estos son detalles, en comparación con lo peor: la eficaz militancia de la Madre Teresa en el conservadurismo católico (cuando recibió el premio Nobel de la Paz en 1979 declaró: “la contracepción y el aborto son moralmente equivalentes”) y su idea-fuerza, “la idea de que el sufrimiento de los pobres es un don de Dios: ‘Hay algo muy bello en ver a los pobres aceptar su suerte, sufrirla como la pasión de Jesucristo –dijo la Madre Teresa-. El mundo gana con su sufrimiento’”.
Me interesa referirme a la Madre Teresa de Calcuta (“amiga de tiranos y estafadores, militante de lo más reaccionario, facilitadora de la muerte”, la llama Caparrós) porque hoy en día su nombre, como ningún otro y en razón de sus actos de caridad, representa la idea de bondad. Yo sostengo que esa representación “bondadosa” de la Madre Teresa es errónea en lo individual (el conservadurismo católico y la idea de aceptación del sufrimiento me parecen, en principio, ideas lamentables de bondad) y que es errónea y discriminadora en lo social. Para este último punto es que convoco al análisis al profesor argentino Jorge Massuco, el que en su libro El nosotros analiza la idiosincrasia de la sociedad de Guayaquil, a la que caracteriza como populista y gamonal, “acostumbrada a una organización social vertical, en la cual todo emana de arriba, criada en el fatalismo de será lo que Dios quiera o así lo ha querido Dios” y analiza la caridad (él la refiere como limosna y la entiende práctica común de las élites), la que “lejos de propiciar condiciones de identidad ciudadana, ahonda las diferencias; no procura la autoestima sino que perfecciona las diferencias. Es la institucionalización de la incapacidad de los sectores populares para darse sus propias reglas.” Y se pregunta: “¿No existe la posibilidad de desarrollar un proyecto conjunto en el que todos asuman responsabilidades compartidas?”. Y la respuesta, desde las élites sociales y políticas de esta ciudad, suele ser un rotundo no.
P.S.- [Benditos] los húmedos chochitos de las putas / que consuelan a más desconsolados / que las madres teresas de calcutas. (Acá, todo el Ciento volando de catorce)

19 comentarios:

jose dijo...

No entiendo por qué limitas tus aseveraciones de las últimas líneas a las élites de esta ciudad (en cuanto al NO como respuesta a la pregunta planteada).

Por qué no avanzar al gobierno central??? No es el bono de desarrollo humano una suerte de limosna??? Y el bono de la vivienda?? Y los regalos y subsidios contínuos???

Sobre el tema de Guayaquil en concreto, creo que tiene bastante razón Massuco en su análisis. Sin embargo hoy veo cada vez más seguido iniciativas de responsabilidad social que no tienen nada que ver con caridad. Y, como opinión personal, considero que la redistribución de la riqueza es bastante más eficiente desde una iniciativa privada que viniendo desde un gobierno. Quién nos dice o nos asegura que el gobernante de turno tiene claras las reales necesidades de los pobres?? Acaso son iluminados que saben más que los que no estamos dentro del aparato estatal??

Saludos.

Charles dijo...

lei tu columna primero en el telegrafo... simplemente excelente.. primera vez q escucho a alguien mas decir sus cuantas verdades, no solo contra la ideologia de la caridad, sino de la composicion social que lastimosamente la Perla se ha contaminado en estos ultimos 30 años...

La pregunta del millon es, sera posible alguna vez erradicar esa forma tan arcaida de pensar

Gustavo dijo...

Xavier,

Tiendo a estar de acuerdo contigo en muchas cosas, en otras no... No soy experto en la Madre Teresa, pero me parece que esto es un poco exagerado.

Prácticamente ninguna pública se escapa de tener gestos cuestionables o amistades censurables. ¿Acaso Chavez no le dijo a Omar Al Bashir que era bienvenido en Colombia? Y Noam Chomsky (persona cuya historia y pensamiento si conozco bien -a diferencia de la Madre Teresa) ha tenido más acercamientos con Fidel Castro de lo que parece sano para un anarquista, y las cosas casi se le van de la mano por el llamdo Faurisson affair. Y mira, estoy dispuesto a perdonar a Chomsky, no se me viene abajo el idolo por eso, no estoy dispuesto a perdonar a Chavez...

En todo caso, la Madre Teresa no era ninguna intelectual, pero si era política, y los políticos se ensucian las manos inevitablemente, como enfatiza Miachel Waltzer.

En lo individual, ella tiene todo el derecho de profesar la religión en la forma que la profesa, pero más allá de eso, darle valor al sufrimiento bien llevado no me parece en forma alguna innoble.

No le pidamos peras al olmo, la Madre Teresa no iba a liderar una revolución, pero para las personas más desahuciadas, a veces el único alivio que pueden esperar es la aceptación, y la experiencia espiritual de sublimación de su sufrimiento en alguna metafísica trascendente, no todo se resuelve en política, no hay política en la casa del hombre doliente, ni a vísperas de la muerte.

En suma, la Madre Teresa quizás tenía una visión de mundo apocalíptica y distorcionada por el tipo de vida que llevaba, pero jugó su papel.

jorge mancheno dijo...

gracias por decirlo en voz tan alta....

Citrange dijo...

Hola Xavier, he leído tu entrada y el articulo del Sr. Caparrós, y ciertamente me ha llamado mucho la atención como se puede presentar un semblanza tan negativa a partir de hechos “cuestionables”, que aunque hayan sido reales, no se comparan con la obra positiva de una persona. Pero al fin y al cabo, son sus opiniones, elaboradas (asumo que en buena fe) a partir de sus propias experiencias con el tema en cuestión, lo que a mi parecer deja muy poco para discutir. No obstante, quería aportar algo, que no espero cambie sus posturas pero que es una realidad que tal vez puede ayudar a comprender nuestra postura (la de los católicos). Hacia el final de mi comentario también me refiero a la segunda parte de tu entrada, en la que si encuentro material interesante de discusión.

En el articulo del Sr. Caparrós, los vicios mayores de la que se acusa a la Madre Teresa son su amistad con tiranos y estafadores, promoción de doctrina católica “ultraconservadora”, y la exaltación de los pobres y la pobreza.

Sobre la amistad con tiranos y estafadores, es muy difícil juzgar a alguien en este sentido, muchas veces nos relacionamos con las personas por lo que conocemos y no por lo que realmente son, difícilmente alguien podrá decirnos ya si la Madre Teresa estaba consciente de todas la facetas de estas personas, seguramente ella las consideraba amigas por las facetas que ella había visto y no por las que ignoraba. En este punto se podría argumentar en mi contra que estos “amigos” de la Madre Teresa no eran conocidos solo en sus casas y que ellos y sus abusos aparecían en las noticias a menudo, como defensa a mi argumento solo puedo proponer (conocimiento anecdótico) la asombrosa simplicidad de la vida de muchos religiosos que, independientemente de cuan famosos o no sean, están sujetos a una regla (i.e. las normas de sus comunidad) que muchos de nosotros consideraríamos ridícula y atrasada en el tiempo, que los hace muchas veces desconectarse de lo que pasa a su alrededor (e.g. vivir sin noticias de ningún tipo, o tener acceso limitado a ellas, o sencillamente ser ignorantes en temas en que muchos de nosotros somos ilustrados). Esta regla puede que sea ridícula o retrograda, pero que ciertamente para la labor que ellos realizan es muy efectiva.

Sobre el segundo “vicio”, la promoción de doctrina católica “ultraconservadora”. La oposición de la Iglesia al aborto, la anticoncepcion y el divorcio, no es doctrina “ultraconservadora”, es sencillamente la doctrina de la Iglesia en esta materia. Es la visión católica de que la vida y el amor humano en todas sus expresiones son sagradas y que por tanto, para prevenir problemas mayores, no deben ser puestas en riesgo. Aquí, nuevamente quiero remarcar, que entiendo que esta postura no sea compatible con todos los estilos de vida, incluso los de muchos “católicos”, pero nuevamente nadie nos obliga a aceptarlas, el que no le guste, que no las siga y resuelto el problema. Para entender esto, lastimosamente, hace falta fe, lo que algunos podrían acusar como falta de argumentos, lo cual es cierto, pero es lo que algunos hemos decidido “creer” de gratis sin necesidad de argumentos por nuestras propias experiencias personales que son muy difíciles (o imposibles) de transmitir.

El tercer “vicio”, la exaltación de la pobreza. Nuevamente aquí se trata de un tema que si no se posee una visión católica del tema puede ser justamente muy mal interpretada. Para los católicos, aunque parezca irreal, la pobreza es deseable, puesto que aleja al hombre de las “ataduras” del mundo para estar mas cerca a Dios (disculpen por lo cursi que esto pueda sonar fuera del contexto católico, no encontré otra forma de expresarlo). Asimismo, los sufrimientos de la vida se entienden como pruebas de vencimiento personal, así exaltar el que los pobres acepten su condición de pobres y los sufrimientos que vienen con ella es exaltar la capacidad de vencerse y elevarse a Dios por encima de otros que, bendecidos con suficiencia de recursos, aun nos quejamos que nos hace falta mas. Ahora bien, “aceptar la pobreza” no quiere decir “resignate a ser pobre”, simplemente quiere decir “aprovecha las oportunidades de elevarse”. La mayoría de los religiosos pueden hacer muy poco por los pobres materialmente, pero pueden hacer mucho espiritualmente, al exaltar la aceptación pobreza, se eleva a los pobres de olvidados a ejemplos para el resto de nosotros.

Esto me lleva a la segunda parte de tu entrada sobre comentarios en el libro del Sr. Massuco. La descripción que hace de la sociedad guayaquileña es cercana a la verdad, pero esto no es culpa de la Iglesia Católica sino de los católicos. Como mencione en otra de tus entradas, el problema es que muchos católicos somos hipócritas en nuestra forma de vivir, y por ello la imagen que proyectamos es aquella que tal vez tu o el Sr. Caparrós o el Sr, Massuco tengan de nosotros con justa razón. Que alguien no pueda ejecutar un plan a cabalidad no significa que el plan sea malo, es solo que el ejecutor es malo. Por otra parte, es muy difícil que algún día se pueda ver el plan de vida católico ejecutado a 100% con todos sus frutos, ya que no importa cuan “santo” se sea, siempre se es humano y propenso al error. Por esto, a veces se nos dice a los católicos que le vida cristiana mas que una batalla en que lo que importante es ganar, es una batalla en que lo importante es pelearla. Pero nuevamente no los quiero aburrir con cuestiones “cursis” que tal vez aportan poco a esta discusion. Como decía me adhiero a los comentarios del Sr. Mancusso que tu has presentado y disiento en lo que se refiere a la Madre Teresa, no porque no pueda ser cierto lo que se dice de ella sino porque no considero que todos los elementos de juicio hayan sido presentados, pero nuevamente, son sus experiencias y no las mías, seguramente tu conoces hechos que yo no, y yo conozco cosas que tal vez tu no, lastimosamente mucho de lo que conozco son solo experiencia personales difícilmente transmisibles.

Saludos,

Citrange

Fernando dijo...

Si alguien me va a hacer un homenaje o a dar un premio lo menos que puedo hacer es averiguar quién es y qué ha hecho para ver si soy digno o no de recibirlo, sería inadmisible que "Master Yoda" no haya averiguado acerca de los funestos personajes de quienes recibió donaciones y homenajes.

El asunto es que la santa iglesia apostólica católica y romana ha vivido dando absoluciones y perdón de pecados a cambio de jugosas "donaciones" sin importar de quién ni de donde vengan, total como van para hacer lindas iglesias enchapadas en oro pues se purifica el dinero por sí sólo. El Banco del Vaticano es considerado la lavandería más grande del mundo, recibe donaciones de narcos, mafiosos, explotadores así como de los pobres que dan lo poco que tienen a cambio de que el padrecito les de la absolución, si es que antes ya no se la dio porque se le comió a la mujer o al hijo. (si hablamos de un Lugo o un Alberto "Culié")

La exaltación a la pobreza nos debería avergonzar a todos, "qué lindo mira cómo sufre el pobre diablo tal como jesús lo hizo por nosotros, eso le hace bien a la humanidad".

Falta un artículo similar para desenmascarar a Wojtyla, quien llegó al papado después del asesinato de JPI

Por todo esto la Chingadalupe es mi santa de cabecera.

Franciscop dijo...

Yo creo que entender a la Madre Teresa va mas alla de razonar dento de nuestro limites terrenales. Es dificil comprender, por tanto, muchas de sus posturas o creencias. Por ejemplo, "aceptar el destino", desde un punto de vista espiritual va mas alla de ser conformista y negarse al progreso o tacitamente aceptar los vicios de los sistemas de castas. Es dificil para nosotros, seres mundanos, entender realmente las maneras de gente que esta mucho mas avanzada que nosotros. Nadie me puede explicar porque Narcisa de Jesus o Mariana de Jesus se autoflagelaban, o porque uno de tantos Yogis que pueden hacer milagros en la India o Sri Lanka para curar el hambre, decidio sentarse debajo de un arbol a meditar por años. Y no es que sea egoista ni que no sienta amor por su projimo, sino que su nivel de entendimiento esta muy por encima del mejor filosofo, intelectual, politico o revolucionario.
La vision de mundo que tenemos nosotros no existe para gente a ese nivel de avance espiritual. Por eso realizan actos "sin sentido" para nosotros como autoflagelarse, o sentarse para siempre debajo de un arbol en un estado semi catatonico. O actuar de la manera en que lo hizo la madre teresa. Si alguno de ustedes cree en la reencarnacion, no tiene sentido muchas de las atrocidades que se ven en este mundo? Al ver a un niño de 2 años muriendo de hambre en Africa uno se pregunta: es eso justicia divina? POr ahi si se cree en la reencarnacion tendria mas sentido, no? Y a lo mejor por ahi va la madre teresa, que como santa a lo mejor nunca fue lo suficientemente elocuente para expresarse correctamente... En fin, yo me declaro ignorante en ese tema, pero me parece que la vara que estas usando para medir a la madre teresa no se aplica a ella. Es como que un mecanico te trate de explicar como funciona un trasbordador espacial... Saludos, excelente tu post, eso si...

carlos dijo...

Para mayor informacion sobre la Madre Teresa, ver Hitchens.

Y mira, estoy dispuesto a perdonar a ChomskyXD no creo que Chomsky necesite de la validacion ideologica de g. Que alguien pueda calificar de "acercamiento con Castro" una foto que se tomaron juntos en un simposio en La Habana demuestra nuevamente el poder de la propaganda, especialmente en gente supuestamente informada (ver aca). Peor aun, que esto ruborice algunos cachetes ideologicamente puros es el colmo de la hipocresia: I've often actually met high officials of countries that have carried out incomparably worse crimes than anything attributed to Castro, even travelled to meet them, unlike this case: the US, to take the most obvious example.. La opinion de Chomsky sobre el tema Castro siempre ha sido more nuanced que el "obligatory visceral hatred of Castro" comun en el discurso de la clase intelectual. Por ejemplo: Fidel Castro, whatever people may think of him, is a hero in Latin America, primarily because he stood up to the United States. It's the first time in the history of the hemisphere that anybody stood up to the United States. Nobody likes to be under the jackboot but they may not be able to do anything about it. So for that reason alone, he's a Latin American hero. Chavez: the same.El caso Faurisson fue un sencillo asunto de libertad de expresion, que las intelectualidades francesas "which apparently have no conception of freedom of speech" se encargaron de convertir en polemica antisemita. Si se quiere conocer "la historia y pensamiento" XD de Chomsky (su Propaganda model en colaboracion con Herman) mas a fondo no se pierda el genial Manufacturing Consent (aca con subtitulos en espaniol, para que no tenga excusa).

Anónimo dijo...

la calle que te lleva al royalton (cierto que ya le cambiaron el sentido, ahora es vía hacía sta cecilia)lleva su nombre. Bendita sea.

Nuada Citlali dijo...

Yo soy una de las personas que está totalmente convencida de que la caridad es un status symbol: significa que podemos dar porque nos sobra. Excusa de existencia para muchas damas ricas en Guayaquil. Y, sin embargo, no puedo evitar sentirme dolida.
Hay una teoría que propugna que el altruismo proviene del egocentrismo, que en vez de exaltar nuestro “yo” por medio de posesiones, conocimiento o excesivo arreglo personal, lo hacemos mediante otros para que ellos sean la viva muestra de lo “buenos” que somos. Y sin embargo, al decir esto en esta entrada, no puedo dejar de sentirme blasfema.
Es que es tengo que admitir que alguien que haya limpiado día tras día gusanos de las heridas putrefactas de la gente no-gente me provoca admiración, cuán mal está este mundo que si alguien “hace algo” lo admiro por eso, por “hacer”. Ahora el no-cuestionamiento y las afirmaciones sobre la moral que trae cada vez más niños a formar parte de las filas de diferentes grados de descomposición humana es algo que ya estaba determinado en cierto modo: una monja conservadorísima que tenía 69 años al hacer dichas afirmaciones en los 70s.. ¿qué esperaban?… los ‘carismas’ de las órdenes de monjes pueden darse el lujo de hacer trabajos intelectuales, las mujeres (para que sean de las buenas y no transgresoras) siempre están llamadas al servicio a los demás y represión a las demás (por muy putas o virginales o feas o plásticas o intelectuales). Todas están en cierto modo llamadas a servir a los demás, sobre todo las putas y las chingadalupanas a quienes has mencionado (o no) en contraste… pero en caso de que las separes –como en esta o en la otra entrada a la que hago referencia- no despiertan admiración (más allá de sentimientos bohemios tan volátiles como las canciones) o comprensión o incluso debate en cuanto a “su” papel, sino un sentimiento de que ni siquiera se puede opinar sobre algo que Xavier nunca afirma sino detrás de citas... algo pointless.. como si el rumbo es castigar por no ser lo suficientemente progre. La tentación del odio hacia ella no radica en su conservadurismo poco cool: pruébenlo con cualquier nombre, basta con que salga de la boca de más de diez reinas de belleza en el momento de la “decisiva” pregunta “¿a quién admiras?” para que se vuelva un personaje objetable.

Vamos, que Kissinger también ganó el Premio Nobel-ero de La Paz.

Madre Teresa de Calcuta: Otra víctima del sistema que la caridad no cuestiona.

Xavier, como siempre, un gusto leerte.

-FactoryGirl

Juan Sebastián Utreras-Carrera dijo...

Teresa de Calcuta: mujer, persona, por ende propensa a cometer errores y desaciertos. No hay duda al respecto. No obstante, sus actos positivos, "by far" superan cualquier yerro. No se quién critica a la susodicha. ¿Acaso alguien que ha hecho muchas mas cosas buenas que ella, ó un humanitario teorizador de cafetín?

Las ideas que ella suscribía, y que muchos mas, también suscribimos, no creo que deban ser motivo de descalificación ¿o sí Xavier?. ¿Dónde queda el respeto a las libertades y derechos? ¿Derecho a profesar el credo que le parezca, a opinar como le parezca, a juntarse con quien le parezca?

Si tomamos en cuenta la lógica de esta entrada, creo que bien vale descalificar a Xavier Flores, por ser un coqueto y pispireto colaborador de este nefasto gobierno, al cual de forma timorata, lo sige aupando, bien sea poniendo la cara como comisionado redactor de una carta magna, mientras, entre gallos y media noche, se hicieron añadiduras a una infame constitución que venía prefabricada y simplemente fue ornamentada por los levantamanos, o bien sea escribiendo paparruchadas, estupideces u otros temas para "debates robustos y serios" en medios incautados por el gobierno, o refutando a "papanatas" estando convencido de ser el dueño de la razón, razón única por la que acepta y publica el disenso.

Caridad: si lo actuado por la religiosa merece desdeño, lo que hace el gobierno de la revolución ciudadana y quienes apoyan su dialéctica, merecen no solo desdeño, sino desprecio y repudio.

Apoyar una campaña de mediocrización y de permanente sumisión del pueblo a un estado de mendicidad, son actos suficientes, desde la lógica de este post, para expresar lo que digo.

Xavier, es obvio que en cuestiones teológicas y asuntos de Fe, eres harto limitado. No esperaría por nada del mundo que entiendas aquella idea de la sublimación del ser humano en el dolor. Puedes burlarte, o ridiculizarla, si así lo deseas y todo lo que quieras, pues eso solo prueba tu infantilismo en ese tema.

Por último, debo, a manera de coletilla, mencionar que este enfermizo y patético afán tuyo por "comer curas" y perseguir implacablemente a todo aquello que huela a clero o a sotana, se está convirtiendo en una cosa que no dice bien de tí, y que mas bien denota una mala entraña, aún cuando lo niegues. Te estás convirtiendo en un mal émulo de Omar Ospina. Sin embargo, Ospina todavía te lleva la delantera, pues al menos él escribe en un medio independiente, no es un asalariado gubernamental.

Haces alarde de ser una persona de mente abierta. Te jactas de ello. Y por ello te cierras en tu mentalidad abierta. En inglés queda mejor: "You are so open minded, that you become close minded in your open mindness" (medítalo)

Aventurándome a querer entender tu psiquis, me atrevería a decir que tu estás convencido de que escribes de manera provocativa e irreverente. Digno de encomio en el mundo de Narciso. Pero bueno, esas son solo elucubraciones.

Por último, lo que haga y deje de hacer la rancia y mojigata aristocracia guayaquileña, nada tiene que ver con Teresa de Calcuta. Falacia ad wadever, nuevamente Xavier. No compares peras con papas.

Te pregunto, en vista de tu criticismo a Teresa de Calcuta, e incluso, de tus críticas a la, según vos, hipócrita caridad o limosna que se ejerce en GYE: ¿Qué haces vos por tus semejantes a parte de fanfarronear de tus lecturas y de escribir tus "sesudos" análisis, al amparo de unos supuestos de-de/hache-hache?

Mejórate.

Princesa Quil dijo...

Gustavo y Francisco ya han dicho todo lo q pude haberte dicho. Es una ligereza referirse así de la Madre Teresa, cuando se desconoce su trascendencia en un campo espiritual, metafísico, y su misión aquí.

Hubo una anécdota que cuenta que la Madre Teresa recogió a una mujer que estaba sucia, con la pierna gangrenada comida de ratones, y llena de gusanos, y que ella la lavó, la acostó en sábanas limpias, la alimentó, etc., cuando ella jamás en su vida habia sido tratada así. No me imagino la redención espiritual q significa ver esa cara de agradecimiento..

El gobierno de la India, el sistema social, los derechos humanos, etc tienen algo q ver con que ella haya nacido en ese lugar, en esa miseria infinita??? Pues ahi ya juegan temas que ni tu ni yo entendemos... y q con suerte llegaremos a conocer.

No determino el papel de la Madre Teresa aqui, quiza aliviar el dolor de los mas pobres de los mas pobres que por alguna razon (pienso q de orden metafisico) tienen esa vida.

Quiza se tilde de poco sesuda mi crítica, pero creo que al mundo a veces le falta mas espíritu que cerebro.

Por cierto, de más decir que desubicada la comparecion de la madre teresa con la idiosincrasia de gye.

Inti-Kory Quevedo B. dijo...

Uno de los comentarios que me parecen mejor describen este articulo es el de Nuada Citlali. Por supuesto hasta ahora ha sido un placer leer la bitacora de Xavier Flores. Pero desde un articulo muy bien elaborado, donde explica este concepto de "Caridad" ultraconservador que ha logrado tergiversar su sentido, y como siempre, creando una cultura paralela del dar lo que te sobra te llevara al cielo.

Es de donde sale prescisamente esa moral individualista, que no se contrapone a la caridad, mas bien la sustenta. El pensar que no se tiene responsabilidad sobre la reaidad del que esta alado, y más bien que hago mucho si le tiro por ahi unos centavitos. Porque no se asumo como responsabilidad inherente a los seres humanos la realidad del que esta alado y que los catolicos llamamos prójimo. Entiendo que la critica es a la moral de Teresa de Calcuta, a la razon de porque hacia lo que hacia, y concuerdo. Esa lógica que domina a la iglesia ortodoxa, y que ya tiene discurso contra-hegemonico (teologia de la liberacion) es la que ha llevado a movimientos dentro de la misma iglesia a revelarse contra la pobreza. Y entender que trabajar por una realidad mas justa es deber y obligacion de la iglesia.

Es por esto que siempre recordaremos al padre Pepe Gomez Izquierdo junto a los obreros en el 89 en la huelga de la cerveceria.

Excelente articulo Xavier

Xavier dijo...

A todos: lamento y les presento mis excusas por la demora en replicar sus comentarios, el tiempo me ha jugado en contra.
jose, mis aseveraciones de las últimas líneas se refieren a las élites de GYE porque a esas élites hace referencia el texto de Massuco. Estoy consciente que esa forma de entender la caridad no es privativa de las élites de GYE, al tiempo de estar consciente que es probable que en esta ciudad esté más acentuada esa práctica (por distintas razones que sería muy interesante explorar) que en otras ciudades. Un ejemplo de ese hecho es el abierto desinterés (diríase, aversión) de la administración municipal local en la participación de sus administrados.
Cabe formular una distinción entre la caridad de los particulares y la asistencia social de un Estado: lo segundo se vincula con la concreción mínima del Estado social de derecho.
Ojalá que las iniciativas privadas de responsabilidad social se multipliquen. Sin embargo, yo todavía percibo más la existencia de una práctica de la caridad en el sentido que refiere Massuco en su libro, lo que es lamentable.
Se te podría replicar la pregunta final, ¿Acaso son iluminados quienes no están en el aparato estatal para saber más que quienes están en el aparato estatal? Plantear las cosas en esos términos es erróneo. No es que sepan más o sepan menos, unos u otros: la diferencia esencial es que en relación con unos los ciudadanos tenemos la posibilidad de exigir derechos y con los otros no. Un dato no menor para este análisis. Sigamos.
Charles, por un lado gracias, por otro, sí, sí creo que será posible atenuarla mucho. Lo primero a hacer en ese sentido es discutirla, a lo que este espacio quiere contribuir.
Gustavo, la diferencia entre los personajes que mencionas y la Madre Teresa es que sobre esta última y sus relaciones no se suelen emitir juicios de valor. En adición, lo más importante a criticar es su ideología ultraconservadora y su justificación del sufrimiento. Sobra decir que ella tiene el derecho a defender esas posturas, como cualquiera otra persona a considerarlas erróneas, o, al menos, no representativas de un ideal moral que merezca encomio, máxime si se toma en cuenta que la MTC podía no solo acompañar en el sufrimiento a las personas que estaban en situación grave, sino ayudarlas a superar esa situación, mediante tratamiento médico (lo que, por supuesto, a pesar de los ingentes recursos de su organización, no hacía –este hecho se lo hace explícito en el texto de Caparrós que publicó SoHo).
jm, grazie.
Citrange, gracias por intervenir con ese nivel de argumentos. Sobre la amistad con tiranos y estafadores, vaya si es un punto de interés para el debate y me referiré a un caso concreto de la MTC en una entrada que espero publicar esta noche, que replica tu hipótesis. Sobre la doctrina ultraconservadora, coincido plenamente contigo en que MTC tenía el derecho de profesar esa doctrina, así como toda persona el derecho de acogerse a la misma. Lo que yo sostengo, también con derecho (a la libertad de expresión, valga decirlo), es que ese ideal legítimo no merece representar la idea de bondad que suele atribuírsele a la MTC. Insisto, no discuto el derecho a profesar ese ideal, sino la consideración que de él se suele hacer (sin pensárselo demasiado). Sobre la exaltación de la pobreza, cabría aplicar la misma línea de razonamiento que utilicé en el punto anterior: es legítimo que se exalte la pobreza, lo que yo sostengo que es criticable es que al hacerlo se asocie a esa exaltación el ideal de bondad que suele relacionarse con la MTC, lo que suele hacerse, nuevamente, sin pensárselo demasiado. (Esto de “sin pensárselo demasiado” es porque la MTC es, al día de hoy en el imaginario popular, una suerte de “marca de la bondad”, sin que se debata la relación entre ese concepto y sus actos).
Sobre los dichos de Massuco (habría que preguntarle precisiones) no creo que estén referidos en exclusiva al comportamiento de los católicos, sino a una práctica que extiende al ámbito de esa fe.
Sigamos el debate, siempre un gusto.
Fernando, ya veremos cómo, al menos en una ocasión, la MTC conocía quién era el funesto personaje y cómo actuó al respecto. Lo de la historia de la iglesia católica da para otra análisis, extenso y crítico, por supuesto (incluido Wojtyla, claro). Y yo, coincido en general con tu apreciación sobre la exaltación de la pobreza.
Franciscop, no estoy de acuerdo con que lo que haya hecho la MTC u otros santos no puede juzgarse porque son actos difíciles de comprender para quienes no tenemos fe. Una cosa son los motivos sicológicos de MTC y los santos en general para ejecutar esos actos (los que no me resultan, en principio, relevantes para el debate) y otra las consecuencias sociales que sus actos provocan en una sociedad X, en razón de la interpretación que se hace de los mismos. Esta interpretación sí que está sujeta a debate, con independencia de si quien interviene en el mismo tiene o no fe, sea o no santo: lo único que importa es que quien interviene presente argumentos para soportar sus ideas al respecto. (Por cierto, suponer esta imposibilidad sería que en la esfera pública –de nuevo, distinto sería en el ámbito privado- se le conceda una preeminencia a la fe sobre la razón, algo obviamente inaceptable en una sociedad crítica y democrática).
carlos, gracias por la contribución sobre Chomsky, valiosa.
Anónimo, no sabía, ¿neta? Si es así, curiosa paradoja, ja.
Nuada Citlali, me gustó mucho tu intervención. Creo que Silvia Buendía dijo algo que puede complementarla muy bien, sobre el rol que se le asigna a la mujer en esta sociedad: http://www.eltelegrafo.com.ec/opinion/columnista/archive/opinion/columnistas/2009/05/14/Algo-m_E100_s-que-un-instinto.aspx
Kissinger lo recibió y Roosevelt también, a principios de siglo (en 1906). Salute.
JS, seré breve porque no tengo ninguna intención de desperdiciar mi tiempo contigo.
1) Para criticar a la MTC no tenemos que ser moralmente mejores que ella: solamente tenemos que emitir argumentos o ideas para el debate. Se puede ser un santo o un criminal, eso es irrelevante: lo único que importa para el debate es la idea que se expresa.
2) La MTC tenía el derecho a profesar el credo, a opinar y a juntarse con quien le parezca. Y toda otra persona tiene el derecho a criticar la profesión de ese credo, su opinión y sus juntas. Tanto derecho tenía ella de decir y hacer, como lo tenemos todos de criticar lo que dijo e hizo.
3) Piensa lo que quieras de mí, en materia de moral y de religión: le concedo una importancia equivalente a cero. Si llegas a argumentar lo que piensas, podría interesarme. (Sucede que no sueles argumentar y por eso sueles aburrir con tu patética perorata.)
4) Solo para precisarte: la crítica a la MTC es mucho más profunda que desdeñarla porque hizo obras de caridad. De nuevo, no hagas el tonto.
5) Que valores los argumentos porque que se escriben en un X medio y no por la eventual solidez de las ideas es, de veras, lamentable.
6) En ningún momento compare a la MTC con las elites de GYE. Introduje una idea a partir de la otra: es una secuencia, no una comparación. Ánimo para la próxima.
7) Finalmente, lo que yo haga o deje de hacer, para bien o para mal, propio o de los demás, no es de ninguna manera relevante para la expresión del argumento e ideas de esta entrada y no es asunto que deba importarte a ti en lo absoluto.
Suerte.
PQ, creo que en mi respuesta a Gustavo y Franciscop ya está en esencia lo que podría decirte. Una precisión: la MTC no nació en la India, sino en Albania (el país del que era dictador Enver Hoxha). Uno de los puntos que se le puede criticar a la MTC (que se destaca, como ya escribí en una réplica anterior, en el artículo de Caparrós) es que pudo aliviar de manera más efectiva el sufrimiento de los más pobres, a los que yo, al menos, no coincido contigo en que exista ninguna razón metafísica para que lo sean. Finalmente, yo no compare a la MTC con las élites de GYE, postulé una secuencia con fundamento en una idea crítica de la caridad. Saludos.
IKQB, si me preguntas, hay movimientos dentro de la iglesia católica que me parecen mucho más interesantes que los postulados ultraconservadores y pro-sufrimiento que defendió la MTC. Gracias.
Saludos a todos.

Juan Sebastián Utreras-Carrera dijo...

"La MTC tenía el derecho a profesar el credo, a opinar y a juntarse con quien le parezca. Y toda otra persona tiene el derecho a criticar la profesión de ese credo, su opinión y sus juntas. Tanto derecho tenía ella de decir y hacer, como lo tenemos todos de criticar lo que dijo e hizo." (sic)

Xavier Flores tiene el derecho a profesar o no el credo que crea o no crea, a opinar y a juntarse con quien le parezca. Y toda otra persona tiene el derecho a criticar la profesión o no profesión de ese credo o no credo, su opinión o sus juntas. Xavier, tanto derecho tienes vos de decir y hacer, como lo tengo yo de criticar lo que haces o dices. Flores dixit"Finalmente, lo que yo haga o deje de hacer, para bien o para mal, propio o de los demás, no es de ninguna manera relevante para la expresión del argumento e ideas de esta entrada y no es asunto que deba importarte a ti en lo absoluto." (sic)

No se. Yo simplemente me limité a comportarme y proceder de idéntica manera a vos en esta entrada, mi querido Xavier, para precisamente demostrar en tí, lo que vos afirmas de mi. Por lo tanto, te devuelvo de la manera mas cordial y comedida, las adjudicaciones intelectuales y morales que me achacas por hacer uso de tu misma lógica.

Es cierto, lo que hagas o dejes de hacer en tu vida me tiene sin el mas mínimo cuidado. Lo que digas o hagas para crear tendenciosidad, prejuicio, animosidad en contra de cosas que si me atañen y creo, y que también atañen a otros, eso si, merece mi comentario, si así lo deseo. Mas aún, cuando tus acciones se enfilan y enmarcan en el respaldo coqueto, mojigato y algo timorato, al obraje de un gobierno que, bajo una dialéctica fanfarrona a la que te suscribes, está destruyendo mas rápido que sus antecesores, a todo un pueblo.

El medio es irrelevante. Te equivocas falazmente en asegurar que valoro los argumentos porque que se escriben en un X medio y no por la eventual solidez de las ideas. Te "jodió" que te compare con Ospina. Te "jodió" que yo hiciera hincapié en que a él si lo dejan escribir en un medio opuesto al gobierno, a pesar de ser tan mañoso y bilioso como vos. Eso te "jodió". Te "jodió" que colara esas ideas en el "debate robusto". La prueba de que te equivocas, es que soy tu "groupie number 1" (ojo, sin lascivia de por medio, ¿eh?) pese a que escribes en un medio incautado y en un blog de acceso limitado solo para esos que tu llamas los "mas afortunados"

Te pregunto yo: ¿Para qué escribes? ¿Buscas o no causar una reacción en quien te lee? ¿Escribes para que te lean, o simplemente para, a solas y absorto, mirar plasmado en un papel lo que revolotea en tu cabecita? Yo creo que si escribes aquí o en un periódico de burócratas, lo haces para que alguien te lea, para llegar a a unos tantos con tus palabras e ideas, y conciente de que "jodes" a otros tantos con las mismas palabras e ideas. ¿De qué te quejas si te "jodo", entonces?

Mejórate.

Xavier dijo...

JS, seré breve, porque no me representas ningún interés (el desprecio no califica para interés):
1) Si lees bien (casi un imposible técnico para ti) en el punto 3 de mi anterior comentario te escribí que podías pensar de mí lo que quieras, que me eres totalmente irrelevante. El punto 7 hace referencia a actos que se refieren a mi ética privada, los que son irrelevantes para el debate que propone la entrada, la que se refiere a actos de ética pública. Para una diferencia entre ambos conceptos de ética (los que, muy probablemente, desconoces y que anulan tu torpe introducción) búscate un libro de ética I.
2) Si crees que me “jode” que me compares con Ospina o que me “jodes” con alguna otra de tus frases, dejaré que esa falsedad te sirva de torpe consuelo.
3) No eres un groupie, bobito, no te desubiques: a duras penas, eres un troll (y uno que provoca mucha vergüenza ajena, además).
4) En otra entrada referí el por qué escribía. Allá te remito.
Suerte.

Yitux dijo...

Hace tiempo un pana me prestó un libro donde explicaba que la ayuda que la Madre Teresa brindaba a los enfernos, basicamente no era curarlos, sino ayudarlos a aceptar su condición y sufrimiento como mandato de Dios y por ende bueno. Quien tenga esa visión de las cosas, me parece alguien enfermo.

Citrange dijo...

Hola Xavier, creo que ahora entiendo mejor el origen de tu critica. Concuerdo en que es pernicioso crear “marcas de la bondad” (y “de la maldad” también), lastimosamente, creo que aquí cuentan muchos otros factores externos ajenos al control de la persona a la que se “atribuye” dicho “honor” por lo que no es completamente justo sacar lo peor de estas personas para corregir el error cuando estas personas son también “víctimas” del error. En el caso de la madre Teresa, no creo que ella alguna vez se haya considerado “santa” o “marca de la bondad”, creo que si alguna vez ella se hubiese autodeclarado como la imagen de la bondad, eso hubiese afectado mi opinión de ella mas que sus cuestionables amistades. Aquí cabria preguntarse quien es el creador de estas marcas, y mas allá de atacar a las “marcas” como responsables del problema, habría que atacar a los creadores de estas marcas. En este punto, creo que mucha culpa recae sobre los medios de comunicación (y el fenómeno “pop” en general) y obviamente a la falta de critica de parte de quienes accedemos a ellos. Aporta también al problema el infantilismo de pensar que existen personas “perfectas” que nunca se equivocan.

Como decía aun creo que publicitar con pasión lo peor de las personas especialmente cuando lo bueno (poco o mucho) que han hecho es mucho mas beneficioso (tanto en la practica como en inspiración) no es completamente justo o beneficioso. Con esto no quiero decir que hay que enterrar los errores en el olvido, pero tampoco creo apropiado escribir como si toda la vida y obras de estas personas haya sido una burla (me refiero al escrito del Sr. Caparros) o como si sus errores pesaran mas que sus aciertos, aunque reconozco que al momento de “pesar” errores y aciertos puede haber mucha subjetividad.

Fernando dijo...

Xavier;

Que te levantes a Christine via blog era envidiable, te lo hice saber muchas veces, pero que te levantes al troll que se autoproclama tu "groupie number 1" es asqueroso. Si pones en San Google la palabra goupie la primera referencia es la que sigue: "A groupie is a person who seeks sexual and/or emotional intimacy with a celebrity or other authority figure." Lupera en su infinita estupidez ya hubiera emitido un comentario sobre la "prueba de la lavacara". Espero que este comentario no "joda" al "jodido" JSUC.