Budapest (a orillas del Danubio)

18 de enero de 2017


Fotos: mi carnal Andrey Maldonado [2012].

Fútbol y arte


Cuando pienso en arte, pienso en esto:

 
Mi Maestro es el Negro Fontanarrosa y su magnífico relato “Viejo con árbol”.

Es cuanto.

Guayaquil por el récord

16 de enero de 2017


El año 2017 es un año especial para el fútbol guayaquileño. Cuando se inauguró el fútbol profesional en Ecuador con el campeonato de 1957 (60 años atrás), el primer campeón fue un equipo de Guayaquil, Emelec. Así recogió diario El universo ese triunfo:

“Finalizó, pues, el Campeonato Nacional de Fútbol Profesional de 1957, consagrándose el equipo de Emelec como Campeón con 6 puntos en los 4 partidos jugados. El Barcelona logró una honrosa ubicación como Vicecampeón, con 5 puntos y el Deportivo Quito en tercer lugar con 4 puntos. En cuanto a Aucas, de mediocre actuación durante todo el torneo, solamente pudo apropiarse de un punto, como consecuencia del accidentado empate de ayer en la capital.
Es una satisfacción para la afición deportiva porteña que las dos primeras clasificaciones de este torneo hayan hecho justicia a la calidad futbolística de nuestros equipos” (1).
 
El siguiente campeonato fue en 1960 y volvió a vencer un equipo guayaquileño, Barcelona Sporting Club. En 1961 volvió a triunfar Emelec y el año 1962 ocurrió una singularidad: el Everest obtuvo por primera y única vez un campeonato nacional (2).

Al año siguiente, 1963, fue campeón Barcelona. Diario El universo comentó así la jornada y la racha invicta de los equipos guayaquileños:

“Caballerosamente los jugadores de Emelec fueron los primeros en felicitar a los nuevos campeones. […] Emelec actuó como un gran equipo. Sin entregarse jamás. Por ello, merecido el título de vicecampeón que con igual orgullo lucirá. Ellos han cumplido, igual que Barcelona, un papel preponderante en esta nueva jornada de gloria para el deporte guayaquileño, que por quinta ocasión (en cinco campeonatos profesionales) ve en el primero y segundo puestos a sus equipos” (3).

En 1964 los equipos de Guayaquil decidieron no participar en el campeonato si no se resolvían algunos desacuerdos entre dirigentes y si no se les satisfacían ciertas condiciones a los jugadores. No hubo acuerdo, por lo que necesariamente la racha de los equipos de Guayaquil se rompió. Fue campeón por primera vez un equipo de la capital, el Deportivo Quito.

53 años después, el fútbol guayaquileño tiene de nuevo 5 campeonatos nacionales al hilo (Barcelona 2012, Emelec tricampeón, Barcelona 2016) y la gran posibilidad de ampliar su racha (4).

Una cosa sí es segura: esta vez (si sucede) la racha no la interrumpirá el Deportivo Quito [Muajajá]

(1) 'Emelec obtuvo campeonato nacional de fútbol profesional', Diario El universo, 2 de diciembre de 1957.
(2) El “equipo de la montaña” fue también el primero en campeonar invicto (Emelec también lo logró el año 1965).
(3) 'Barcelona es el nuevo monarca del balompié ecuatoriano', Diario El universo, 27 de enero de 1964.
(4) La racha a superar es para el propio récord de nuestra ciudad, porque los equipos de Quito obtuvieron ocho campeonatos consecutivos entre 2005 y 2011 (incluidos los dos campeonatos –apertura y clausura- del año 2005): tres de Liga de Quito (2005 apertura, 2007, 2010), dos de El Nacional (2005 clausura, 2006) y tres del Deportivo Quito (2008, 2009, 2011). Junto a Everest, este último campeón quiteño es el otro equipo (de los 8 que han quedado campeones desde 1957) que juega en la segunda categoría. 

El periodismo que vale la pena

13 de enero de 2017

El periodismo que vale la pena:

“Ir contra la corriente ha significado también decir lo que nadie quiere escuchar. Incomodar también a nuestros lectores. Hacerlo por creer que el periodismo no se debe a su público; sino a sus principios. Que la única manera que el periodismo tiene para ayudar a su comunidad es utilizar todas las herramientas a su alcance para decir incluso aquello que sus miembros no quieren saber. Nos toca a nosotros decirle al rey que está desnudo. Y nos toca decirlo desde la plaza pública, para que se entere todo el pueblo. Pero nos toca también decirle al pueblo que el agua que bebe y ha bebido por años ha sido envenenada. Envenenada por una historia continua de violencia y de injusticia; envenenada por la manipulación política” (1).

El periodismo de Guayaquil es su opuesto.

(1)Ir contra la corriente”. Discurso del equipo de El Faro, ganador del Reconocimiento a la Excelencia, Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano. Todo ese veneno existe en Guayaquil. Falta un periodismo que lo escriba.

Retrato de Guayaquil

11 de enero de 2017


El rector de la Catedral, Rómulo Aguilar, admite que para la remoción de la cruz que cayó sobre un vehículo en el parqueadero de la Catedral no se pidió permiso al Municipio de Guayaquil:

“Ofrecieron la ayuda para trasladar las maquinarias, y solo teníamos que pagar la gasolina, pero el tiempo era limitado. Así que no se sacó ningún permiso con el Cabildo, es verdad” (1).

Esta es la primera parte del retrato: los ciudadanos en Guayaquil, si pueden, evaden el cumplimiento de las leyes. Ni los altos cargos de la iglesia católica están exentos de esta práctica. Si ven la oportunidad (“sólo teníamos que pagar la gasolina”), la aprovechan. En algunos casos, este tipo de conducta resulta tremendamente grave, como lo es para el caso de las construcciones en la ciudad (2). En este caso concreto, más allá del papelón de la cruz de la Catedral guardabajo, sólo hubo daños materiales.

El símbolo de la miseria administrativa de una ciudad tropical.
La segunda parte del retrato: el Municipio de Guayaquil es incompetente para cumplir con sus responsabilidades. Desde fines del año pasado se conocía que un helicóptero iba a remover objetos pesados de la cúpula de la Catedral (3). Desde entonces hubo sobrevuelos, cierres de calles, intentos fallidos (el intento en el que cayó la cruz fue el tercero).

Pero las autoridades del Municipio nunca comprendieron que era de su responsabilidad el control de este hecho, lo que realmente no resulta extraño para el Municipio de Guayaquil. Pienso en dos ejemplos: la irresponsabilidad en el control de las construcciones y en el control de la contaminación ambiental de los ríos y esteros (4).

Así, ya está completo el retrato de nuestra ciudad: una ciudadanía renuente a cumplir las normas y un Municipio incapaz de hacerlas cumplir.

(1)Iglesia: Esta tarea le correspondía al Municipio’, Diario Expreso, 11 de enero de 2017. En toda su honestidad, las palabras del curita debieron ser: "solo teníamos que pagar la gasolina, ¿qué chucha la Alcaldía!".
(2) Las consecuencias de la construcción desordenada de Guayaquil: “La estimación de víctimas se calculó por encima de los 22.000 muertos y los 90.000 heridos; se calcularon, además, los daños materiales por encima de los USD 1000 millones y la destrucción generalizada de la zona Centro” (una actualización de esa cifra la coloca en los USD 1500 millones), v. ‘¿Caso fortuito? El terremoto del16 de abril en Guayaquil y la responsabilidad civil’, Xavier Flores Aguirre, 18 de julio de 2016.
(3) Con helicóptero sacarán a estatua Cristo de la Catedral de Guayaquil’, Diario El universo, 30 de diciembre de 2016.
(4) Según el Presidente de la Cámara de Construcción de Guayaquil: “El Municipio, lamentablemente, no teniendo el personal suficiente, no realiza los controles de los procesos constructivos, más allá de al final de la obra establecer si los metros cuadrados que se reportaron son los correctos”, v. ‘¿Periodismo de investigación?’, Xavier Flores Aguirre, 21 de julio de 2016. Sobre la contaminación ambiental, v. '7 horas sin agua en Guayaquil, ¿por qué es culpable el operador?', Xavier Flores Aguirre, 12 de agosto de 2016.

Una fundación intempestiva y útil

10 de enero de 2017


Dos conquistadores españoles disputan un territorio en tierras del naciente Perú en el mes de agosto de 1534, pero para evitar la lucha se sientan a negociar (1). En esta negociación, el conquistador Diego de Almagro tenía las de ganar, pues de su parte estaban el derecho y la fuerza (2). El saldo de la negociación fue una compraventa forzada y una licencia general: el pago de 100.000 pesos de oro por todo el bagaje que el conquistador Pedro de Alvarado había traído de Guatemala a Perú y la libertad a los hombres que habían venido con él a conquistar, para decidir si regresaban o se quedaban. La mayoría se quedaron.

Esta negociación entre Diego de Almagro y Pedro de Alvarado tuvo lugar el 26 de agosto de 1534. Unos días antes, el 15 de agosto, Diego de Almagro había fundado la ciudad de Santiago de Quito como estrategia para afirmar la posesión del territorio. De esta manera, Almagro (nacido de apellido Montenegro en Almagro, La Mancha) sumó un argumento para demostrar la posesión del territorio en disputa a favor del adelantado Francisco Pizarro y, en consecuencia, orillar a Alvarado al abandono inmediato de su empresa conquistadora.

Es imposible determinar en qué medida pesó, pero la fundación ese 15 de agosto de 1534 de la ciudad que derivó en Santiago de Guayaquil, a juzgar por los resultados, satisfizo el propósito que espoleó su intempestiva hechura (3).

(1) Pudo ser distinto: ‘El mal clima contra la expedición de Alvarado’, Xavier Flores Aguirre, 9 de abril de 2016.
(2) El derecho, pues Francisco Pizarro tenía una capitulación a su favor (dada por la corona de Castilla en Toledo, el 25 de abril de 1529) que lo nombraba “Gobernador del Perú”, mientras que Pedro de Alvarado tenía una capitulación a su favor (dada en Medina del Campo, el 5 de agosto de 1532) que le impedía conquistar “las tierras en las que hoy hay proveídos gobernadores”, v. Ortuño Sánchez-Pedreño, José María, ‘Los afanes del adelantado de Guatemala, Pedro de Alvarado por descubrir y poblar en el mar del sur. Documentos y exploraciones’. Revista de Estudios Histórico-Jurídicos, Vol. 27 [2005], pp. 251-279. La fuerza, pues las huestes de Alvarado llegaron a las alturas de Liribamba ya muy mermadas. Al respecto, ver el enlace anterior.
(3)El azar de un nombre’, Xavier Flores Aguirre, 3 de noviembre de 2015.

Capusotto y los Reyes Magos (bis)

  
“No te olvides de ser solidario. Acordate: dale al pobre lo que te sobre. Que él, se arregla con cualquier mierda”.

Este sketch de Capusotto de los dos Reyes Magos y “el personal de servicio de origen africano” describe las políticas públicas del Municipio de Guayaquil en relación con los sectores marginales y pobres de la ciudad, muchos de los cuales tienen apariencia de “personal de servicio de origen africano”.

Las mañas de Micky Vainilla no son extrañas a Guayaquil.

(1) El mantra de la alcaldía local es el servicio “eficaz y solidario”. Lo primero es falso; lo segundo, farsa.

Los mudos de la Catedral

9 de enero de 2017

En cualquier ciudad del mundo, un hecho de esta naturaleza sería investigado a profundidad por su periodismo: ¿Cómo se aprobó la operación, por qué falló, quién estuvo a cargo? ¿Qué garantías se adoptarán para que no se repita un hecho así? ¿Es aceptable dar como excusa “siempre hay algo que falla, algo fortuito y sucedió lo que pasó”? (1)
 
Esperando a Puerto Limpio, cómodamente echado en la acera.
En Guayaquil, eso no va a suceder. ¿La razón? En general, por la mediocridad de nuestro periodismo. Pero en este caso particular, porque involucra de manera directa a la iglesia católica y al Municipio de Guayaquil (por los permisos dados para la operación).

Pues si algo sabe bien nuestro periodismo, es respetar a sus autoridades locales. Ejercen sobre los periodistas guayaquileños un encanto tal, que los enmudecen.

(1) 'Cruz de Catedral de Guayaquil se cayó cuando la retiraban para restauración', Diario El universo, 8 de enero de 2017. Me encanta la redacción "se cayó", es tan "no es culpa de nadie". Es un anuncio de por dónde irán sus publicaciones.

Travestismo electoral

8 de enero de 2017

En campaña, Viteri ha pasado de ser “el hombre” a ser “la única mujer” (1).

Vacilando como "Hombre" un mostacho socialcristiano. Cortesía: Jorge Cabezas

 
Así, ha pasado del machismo autoritario (especialidad de Nebot) al oportunismo feminista (especialidad de Viteri). Dos claves para entender cómo opera el PSC.

(1) Jorge González, 'La cuña de Cynthia Viteri 'Soy la única mujer en la papeleta' genera rechazo de dos candidatas a la Vicepresidencia', Diario El comercio, 6 de enero de 2017. 

Guayaquil, la horrible*

7 de enero de 2017


Habría que juntar todos las visitas a las entrevistas radiales de los miércoles del alcalde Jaime Nebot colgadas en YouTube durante el año 2016, para alcanzar el número de visitas que tiene este “cortodocumental” titulado “Los lugares más horribles del mundo: Guasmos de Guayaquil” (1).


Su autor construye sus videos sobre lugares horribles del mundo (Detroit, San Pedro Sula, Mumbai) a partir de la información disponible en Internet. Un fragmento inicial del video sobre los Guasmos es tremendamente ilustrativo sobre nuestra esfera pública:

“A la hora de confeccionar este cortodocumental y buscar imágenes para ello, es como si los Guasmos no existieran. Hay una carencia de imágenes y noticias de los Guasmos asombrosa. Incluso me ha resultado más fácil encontrar imágenes, como éstas, de hace cincuenta años, que del presente. Es como si de los Guasmos no se acordase nadie, como si a nadie le interesase lo que pasa aquí, como si sus habitantes fuesen seres anónimos, escondidos en la gran ciudad, por los que nadie ha de preocuparse” [1:53-2:28] (2).

El Guayaquil socialcristiano ha producido el Gran Silencio (3).  

(1) El video sobre los Guasmos tiene más de 80.000 visitas; los videos de las entrevistas de los miércoles (alrededor de 50 anuales) tienen cerca de mil visitas en promedio.
(3) Sobre la esfera pública durante la alcaldía socialcristiana de Guayaquil, en palabras del X. Andrade: “Finalmente, desde la ciudadanía, la esfera pública se anula mediante las prácticas de autocensura. La crítica se queda en los círculos tradicionalmente consagrados al rumor y al chisme, a las conversaciones privadas y limitadas al espacio doméstico. El miedo encarnado en los ciudadanos y su disciplina de silencio, sin embargo, no es el resultado de la aplicación compulsiva de prácticas represivas. Es el producto de una concepción sobre la democracia que delega totalmente en las autoridades la decisión sobre el destino y el progreso. Es una ciudadanía infantilizada que no asume su responsabilidad en defender los espacios de debate, ni tampoco considera a la capacidad de crítica y discusión una parte esencial al ejercicio ciudadano y a la calidad de vida en un conglomerado urbano”, v. Xavier Andrade, ‘Diarios de Guayaquil: Ciudad Privatizada’ [p. 52].

* Obvio guiño en el título a la obra de Salazar Bondy. Y al tema mismo, pues “horrible” es lo que queda después de crecer sin planificación y con orientación al lucro.

Capusotto y los Reyes Magos

6 de enero de 2017

En un principio, el número de los Reyes Magos que fueron a visitar a Jesús en el pesebre de Belén eran dos y así eran representados en las catacumbas romanas hasta entrado el siglo IV. Luego el número de Magos incrementó a media docena y en la tradición de la iglesia copta llegó a ser de sesenta (¡?). Un Padre de la Iglesia, el emasculado Orígenes, afirmó que los Magos eran tres y Tertuliano añadió que eran Reyes. Siglos después se incorporó la idea de que se llamaban Melchor, Gaspar y Baltasar; apenas en el siglo XVI se consolidó el que uno de ellos era negro (en latín, ‘fuscus’). Esta suerte le cupo a Baltasar (1).

Por esto, lo que hace Capusotto con la historia de los Reyes Magos es un regreso a sus orígenes, en los que apenas eran dos y ninguno era negro. Esta merma de Baltasar la representa con uno de los motivos más vigentes (i.e., la discriminación) que es, a su vez, uno de los más tradicionales, magistralmente representado por Micky Vainilla.

 
Capusotto, crack.

(1) Rodríguez, Pepe 1997, ‘Mitos y ritos de la Navidad’, Ediciones B, Barcelona, pp. 50-56.

Yes, the Potato can't do wrong (or not)

5 de enero de 2017

La infalibilidad del papa se consideró una “doctrina del diablo” por el papa Juan XXII (1316-1334) en la bula Qui quorundam del año 1324. Unos siglos después, el 18 de julio de 1870, la iglesia católica oficializó su total cambio de opinión sobre la infalibilidad papal en la constitución Pastor aeternus aprobada por el Concilio Vaticano I durante el papado de Pío Nono (1846-1878). En ese documento se señaló:

“El Romano Pontífice, cuando habla ex cathedra, esto es, cuando en el ejercicio de su oficio de pastor y maestro de todos los cristianos, en virtud de su suprema autoridad apostólica, define una doctrina de fe o costumbres como que debe ser sostenida por toda la Iglesia, posee, por la asistencia divina que le fue prometida en el bienaventurado Pedro, aquella infalibilidad de la que el divino Redentor quiso que gozara su Iglesia en la definición de la doctrina de fe y costumbres. Por esto, dichas definiciones del Romano Pontífice son en sí mismas, y no por el consentimiento de la Iglesia, irreformables” (1).

Los procedimientos para su adopción fueron humanos, demasiado humanos (2). También lo fueron los fines políticos perseguidos con su aprobación, los que finalmente no sirvieron de nada (3). Al día siguiente de su promulgación, “estalló la guerra franco-prusiana y las tropas francesas que defendían al papa tuvieron que retirarse de Roma. Al ser tomada la ciudad por los italianos, concluyó el concilio” (4). Los Estados Pontificios dejaron de existir.

Pío Nono, antes de convertirse en postre.

*

De todas maneras, las contradicciones están en la base constitutiva de la iglesia católica. De hecho, son comunes en los Evangelios (5).

*

Un firme defensor accidental de las contradicciones eclesiásticas es el poeta francés Charles Baudelaire, quien postuló como un olvido la no inclusión en el número “de los derechos del hombre que la sabiduría del siglo XIX repite tan a menudo y con tanta complacencia” del derecho “a contradecirse” (6).

(1) Constitución dogmática Pastor aeternus. Se la aprobó con 563 placet y dos non-placet (uno del obispo Aloisio Riccio de Cajazzo, Italia, y otro del obispo Edward Fitzgerald, de Little Rock, Estados Unidos). El resto de los congregados (de un total de casi setecientos obispos) se abstuvo, v. Vidal, César 2011, Pontífices. De las persecuciones a Benedicto XVI’, Ediciones Península, Barcelona, p. 182. La contradicción entre Juan XXII y Pío IX se salva, por supuesto, si aceptamos que el papa es el diablo. Uno sabidísimo, por viejísimo.
(2)Cómo llegó el Papa a ser infalible’, Celso Alcaina [blog], 15 de noviembre de 2015. Una de las fuentes principales de este artículo es August Hasler y una de sus principales críticas, resumida por él mismo en una entrevista concedida al diario español El país, es como sigue: “La ‘infalibilidad papal’ ejerce una influencia social muy importante, en cuanto que da paso a un autoritarismo que afecta a la comunidad humana. Este principio autoritario es el mismo que animó a regímenes como los de Franco, Mussolini y Hitler, por citar algunos”, v. Sierra, Julio, ‘Debe replantearse el dogma de la infalibilidad del Papa’ [entrevista a August Bernhard Hasler], Diario El país (España), 13 de abril de 1979.  
(3) ¿La explicación? El Espíritu Santo le habla al papa, por eso su opinión se torna infalible (Slicky Bird’s had pussy, so It knows). De hecho, según se dice fue el mismísimo Espíritu Santo el que le sugirió a Pío IX que convoque el Concilio Vaticano I. Es cualquiera.
(4) Vidal, César 2011, Pontífices. De las persecuciones a Benedicto XVI’, Ediciones Península, Barcelona, p. 182. La iglesia católica finalmente pactó con el gobierno fascista de Mussolini (Acuerdos de Letrán, 1929) y se quedó con 0.44 kilómetros cuadrados en la Ciudad Eterna. Una tranza más: hace un par de días permitió la apertura de un McDonald’s en sus dominios: ‘Pese a las protestas, abrió un McDonald’s cerca del Vaticano’, Diario La nación (Argentina), 3 de enero de 2017.
(5)Contradicciones en los evangelios’, Simon Keller [blog]. Un estudio extenso y documentado de este tema se encuentra en: Rodríguez, Pepe 1998, ‘Mentiras fundamentales de la Iglesia Católica’, Ediciones B, Barcelona [en especial, ‘De cómo los propios evangelistas dieron versiones paganas y contradictorias de la vida de Jesús y de cómo la iglesia católica acabó tergiversando a su antojo todos los datos que no convenían a sus intereses doctrinales’, pp. 125-259].
(6) Baudelaire, Charles, ‘Edgar A. Poe: Su vida y sus obras’. Paradoja: apoya a la iglesia uno de los “derechos del hombre” que el mismo Pío IX, como cabeza de la iglesia, contribuyó tanto a denunciar (en particular, en las 80 tesis de su Syllabus Errarum del año 1864).

"Hasta por las orejas"

4 de enero de 2017


Si asocian “hasta por las orejas” con algo sexual, hay tabla.

Por pecadores.

Porque si hubieran leído a los padres de la iglesia, gente que está en la jugada, sabrían que ese es un asunto de estricta santidad:

“Per aurem intrat Christus in Mariam” (1).

Traducción libre y barrial: “Cristo le entró a María por la oreja”.

Por supuesto, semejante frase carece de contenido sexual: “el oído de María no sería en este prodigioso episodio un canal genésico por el cual habría pasado materialmente el hálito/fluido fecundador de Dios Padre/Espíritu Santo ni, menos aún, el Verbo divino encarnado en forma de embrión o feto, sino el canal acústico por el que la Virgen recibió y aceptó de forma inmaterial la Palabra de Dios Padre proponiéndole la concepción/encarnación de la Palabra (Verbo) de Dios Hijo en su vientre sin desmedro de su virginidad”. ¡Cómo no? (1).

(1) Sobre las contribuciones de esta humorada a la historia del arte, v. Salvador González, José María, ‘Per aurem intrat Christus in Mariam. Aproximación iconográfica a la conceptio per aurem en la pintura italiana del Trecento desde fuentes patrísticas y teológicas’, Ilu. Revista de Ciencias de las Religiones, No. 20, 2015, pp. 193-230.

Jesus meets Jesus

3 de enero de 2017

Foto: Nadya Donoso (playas de San Mateo, Manabí).


The Jesus meets Jesus photo. And a Happy New Year!

Urbanismo responsable vs. Guayaquil (o tres desastres urbanos)

28 de diciembre de 2016

El director de ONU Hábitat, Joan Clos, explica en esta entrevista a diario El Tiempo de Bogotá lo que está mal en el crecimiento de las ciudades (1). Y, de manera nada sorprendente, es como hacer un CHECK LIST de las deficiencias de la administración socialcristiana en Guayaquil:

Una Metrópolis tropical cuyo crecimiento arrastra tres desastres urbanos.

1. PLANEACIÓN A FAVOR DE UN GRUPO DE INTERÉS.

“[El diseño urbano] es levantar el plano, hacer las calles, decir cómo un cruce resuelve los problemas. Tiene que ver con el diseño del espacio público y el diseño de las parcelas edificables, y la relación entre ambos. La planeación se le ha entregado al mercado inmobiliario, y ellos no tienen por qué saber sobre vías públicas porque es un servicio colectivo y no de un proyecto urbanístico. Se les delega a ellos por incapacidad del Estado”.

Como lo han puesto en evidencia los pocos urbanistas que se han preocupado de discutir a Guayaquil en profundidad, la planeación en Guayaquil está en manos del mercado inmobiliario. Para John Dunn, el Municipio se limita “a la simple aprobación de proyectos y construcciones” sin dar “las directrices de crecimiento de la ciudad e implementar una serie de objetivos que permitan medir el crecimiento urbano y la calidad del mismo”. Eduardo McIntosh es aún más rotundo: “Es fácil notar la confusión en el rol que el departamento de planeamiento urbano de Guayaquil debe tener. En lugar de dictar la política de crecimiento a seguir y de coordinar los esfuerzos de los promotores inmobiliarios para maximizar la calidad de sus ofertas, se piensa que el rol del departamento de planeamiento urbano es el de autorizar permisos de construcción y apenas relatar lo que sucede. Es sencillo entender la manera caótica en la cual la ciudad ha venido creciendo" (2).

CHECK

2. CRECIMIENTO DE MANCHA URBANA.

“Lo que estamos diciendo como Naciones Unidas es que, desde el punto de vista de la política urbana, hay que volver a poner la vivienda en el centro de las urbes. Y esto se puede conseguir si lo persigues y lo consideras. Desde el punto de vista funcional y financiero, es lo más eficaz y lo más productivo. La construcción en la periferia tiene como consecuencia que la ‘mancha urbana’ crece, y la dispersión disminuye la productividad de las urbes. Aparte de que el costo de los servicios per cápita es más alto, la productividad de la economía es más baja”.

El hecho de que un economista como Walter Spurrier (no sospechoso de afinidad alguna con el gobierno central) afirme que Guayaquil "creció menos que el resto del país" y que "nuestra ciudad ya no es imán de la migración interna y externa" encuentra una explicación en la forma en la que se ha construido Guayaquil (3). Pero como se demostró en el punto anterior, la “planeación se le ha entregado al mercado inmobiliario” y son ellos la facción ganadora de esta forma de construir, y aunque termine por perjudicar a la ciudad como un todo, ningún cambio puede esperarse bajo el imperio del PSC.

CHECK

3. CRECIMIENTO SEGMENTADO.

“A nivel teórico, la respuesta es siempre la misma: que hay que mezclar a toda la población. Precisamente, la capacidad de innovación y creación de la ciudad proviene no de la separación de grupos, sino de la mezcla de grupos. Este es el ideal. Hay que ver cómo se gestiona en la práctica”.

En la práctica, en Guayaquil el norte es la burbuja. La derrota de una ciudad sucede cuando, como ha pasado con Guayaquil, el aislarse de los demás se convierte en una aspiración común.

CHECK

(1) María Teresa Santos & Ernesto Cortés F., ‘“Sin ley, la urbanización es un desastre”: Joan Clos’, Diario El Tiempo, 16 de octubre de 2016.
(2)Explicando el negocio de la Alcaldía socialcristiana’, Xavier Flores Aguirre, 4 de abril de 2016.
(3) Walter Spurrier Baquerizo, ‘Guayaquil se rezaga’, Diario El Universo, 22 de febrero de 2015.

Supersticiones

“Nacido en el seno del pueblo de Israel –Jesús, sus parientes y sus discípulos eran todos judíos-, el cristianismo no pasó de ser considerado por el Imperio romano durante siglos como una superstición ilícita” (1).

Yo diría que lo que cabe, a día de hoy, es que el sub-producto cristiano de uso local (i.e., el catolicismo del papa de Roma) sea una superstición regulada, en pie de igualdad con todos los demás que ofrecen un establecimiento y la asesoría para practicar una “creencia sin pruebas en lo que alguien nos dice sin fundamento sobre cosas sin paralelo” (2). Como tal, que paguen todos sus impuestos, como lo hace en este poblado cualquier otro negocio (este con la particularidad de traficar con una mercancía etérea llamada “fe”).

The Sad True, folks.
 
(1) Vidal, César 2007, ‘Pontífices. De las persecuciones a Benedicto XVI’, Ediciones Península, Barcelona, p. 25.
(2) Bierce, Ambrose, ‘Diccionario del Diablo’, voz ‘Fe’.

El humo que obnubila el seso

27 de diciembre de 2016


Hace unas semanas se supo el veredicto del “Mayors Challenge 2016” organizado por Bloomberg Philanthropies, que en su edición para América latina y el Caribe, tuvo como ganadora a la ciudad de San Pablo, que obtuvo cinco millones de dólares como premio. Guadalajara, Bogotá, Medellín y Santiago obtuvieron un millón de dólares cada una. La competencia se trató de una invitación a las ciudades de la región que tengan más de 100.000 habitantes “a definir un problema grave y desarrollar nuevas ideas audaces para solucionarlo”. Obviamente, la participación de Guayaquil en un concurso de esta naturaleza está fuera de sus capacidades.

En un ranquin en el que Guayaquil sí marca muy alto es en el de los costos asociados a los daños causados por las inundaciones calculado para el año 2050. Guayaquil es la ciudad tercera a nivel mundial, en daños calculados como porcentaje del PIB:


Fuente
Pero el impune alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, vende humo con el cuento de que él administra una ciudad “inteligente” con un modelo de desarrollo “sustentable”. Y casi nadie en el poblado se atreve a desafiar lo obvio.

Un caso de inestabilidad política: la familia Noboa en la Presidencia

26 de diciembre de 2016

La rama de la familia gallega Noboa asentada en Guayaquil ha dado a la República del Ecuador dos Presidentes, Diego y Gustavo. Ninguno de ellos fue elegido por votación popular y los dos constituyen ejemplos de inestabilidad política del paisito. Uno más que el otro.

Gustavo Noboa sucedió el 21 de enero del año 2000 al defenestrado Mahuad, el tipo a quien la mierda del país le explotó en la cara. El propio Gustavo Noboa retrató la inestabilidad de su gobierno, en una frase memorable:

“Soy como los miembros de alcohólicos anónimos. Tomo las cosas un día a la vez” (1).

A su tatarabuelo, Diego Noboa, le fue incluso peor. Elegido por una Asamblea Constitucional el año 1851, su gobierno duró alrededor de seis meses de ese mismo año. En septiembre, el general Urbina lo inquietó, por lo que Noboa “decidió bajar a Guayaquil, creyendo conjurar el peligro personalmente. En la misma lancha en que se acercaba a la ciudad fue tomado preso por el general Francisco Robles, que cumplía órdenes de Urbina, transbordado sin más a una goleta y desterrado del país” (2).

Diego Noboa (1789-1870) vale un chuchaqui.

Ante esta chapeta colosal, incluso los casi tres años de rehab presidencial de Gustavo Noboa parecen un modelo de estabilidad. A los dos Noboa, en 1851 como en 2003, los sucedió un militar.

(1) Stein et al. (Coord.), ‘La política de las políticas públicas. Progreso económico y social de América latina. Informe 2006’, Banco Interamericano de Desarrollo, Cambridge, USA, p. 63.
(2) Villalba F., Jorge, ‘Los gobiernos marcistas o la reacción antifloreana’, en: Salvat, Juan & Eduardo Crespo (Dir.), ‘Historia del Ecuador’, Vol. 6, Salvat Editores Ecuatoriana, S.A., Navarra, España, 1982, p. 66.