Ecuador, República desde 1835

29 de mayo de 2017


Mapa de la Gran Colombia [1824]


Ecuador surgió como un desprendimiento de la Gran Colombia, aquel sueño de Simón Bolívar que se convirtió en pesadilla. Cuando Ecuador tomó la decisión de separarse de la Gran Colombia en 1830, lo hizo con cuenta. El naciente Estado se cuidó de no presumir de ser una República por sí mismo. La Asamblea que dictó la primera Constitución afirmó que Ecuador era una entidad independiente (el “Estado del Ecuador”), dentro de “la República de Colombia”.

Cuando Juan José Flores asumió la primera Presidencia de la República, uno de sus primeros actos oficiales “fue enviar delegados a Bogotá y Caracas para indicar la buena voluntad del ‘Estado del Sur de Colombia’ (Ecuador) de participar en una nueva federación de la Gran Colombia bajo la égida de Bolívar” (1). La Constitución de 1830 supeditaba la existencia misma del Estado a una eventual federación, pues contenía un artículo “que derogaba automáticamente cualquier parte que entrara en conflicto con un posible futuro ‘pacto de unión y fraternidad’ con Colombia y Venezuela” (2).

En 1835, con el gobierno del primer presidente nacido en territorio ecuatoriano, el guayaquileño Vicente Rocafuerte (1783-1847), el Ecuador empezó a llamarse por fin “República del Ecuador”. Una nueva Asamblea Constitucional, reunida en Ambato, dictó ese 1835 una nueva Constitución en cuyo artículo 1 se afirma la existencia de “la República del Ecuador”. Y así se la llama desde entonces.

(1) Van Aken, Mark, ‘El rey de la noche’, Banco Central del Ecuador, Quito, 2005 [segunda edición], p. 86.
(2) Ibíd., p. 88. En opinión de Mark van Aken, esto le daba a la Constitución de 1830 el carácter de “provisional” y “minaba la autoridad y prestigio del nuevo gobierno quiteño”, lo que se “evidenciaba más con el uso del término ‘República’ aplicado sólo a Colombia, en tanto que al Ecuador se daba el título inferior de ‘Estado’”.

0 comentarios: