Una pieza de periodismo berreta

3 de abril de 2009


En un comentario de una entrada reciente referí mi postura con relación al artículo “Confiscación de dólares” de autoría de Rómulo López Sabando.  En principio, sostengo (no lo digo sólo para este caso concreto, sino que lo afirmo con carácter de principio general) que no cabe aplicar una sanción penal por difundir una opinión que pueda considerársela como falsa o maliciosa.  Sostengo, asimismo y con carácter de principio general, que el necesario combate a una información que se considera falsa o maliciosa debe hacérselo mediante sólidas críticas a esa opinión, esto es, dicho en limpio, con más libertad de expresión.  En última ratio, si en el marco de un debido proceso se comprueba la falsedad y malicia de esa información, debe merecer solamente la imposición de sanciones de índole civil.  Vale añadir también a este escenario el derecho de rectificación o respuesta.  
A Rómulo López Sabando lo ampara (él la invoca) la protección del artículo 20 de la Constitución, que garantiza la reserva de la fuente (1).  RLS sabe defenderse.  Lo que no parece necesitar es que otros lo defiendan, al menos si esa defensa es como la que realiza M. Gerardo Apolo en el artículo La SIP dio la voz de alerta.  El artículo de MGA empieza con una generalización que ya alcanza el estatus de clásica (la que supone que los periodistas son víctimas permanentes del Gobierno) y una exhibición de su desprecio por la actitud del Presidente hacia los medios de comunicación: digamos, todo bien todavía.  MGA recuerda que el Presidente llamó a los periodistas “bestias salvajes” y le atribuye a ese hecho un propósito (“la finalidad de infundir temor al gremio de la información”) al tiempo que formula una comparación (“procedimiento propio de los regímenes fascistas de Stalin, Hitler, Castro y Chávez”).  Aquí ya tenemos problemas.  Primero, porque debemos recordar que la frase “bestias salvajes” es de autoría, no de ningún fascista, sino de quien fue Primer Ministro inglés, Tony Blair, que las dijo en el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo y a quien no le faltó razón para decirlas (2).   Segundo, porque predicar la categoría “fascista” de Stalin, Castro y Chávez es un acto de ignorancia manifiesta.  Tercero, porque la analogía entre esos regímenes y el Gobierno de Correa es solamente efectista y de una pobreza argumentativa que debería preocuparlo a MGA.  (Recuerdo la mordaz ironía de la montaraz gauchita Christine -a quien KM evocó con cierta nostalgia los otros días-: “que el Rafa y Stalin tienen mucho en común: genocidio, millones de desplazamientos forzosos, tortura, ejecuciones varias, gulags, deportaciones a Siberia, son igualitos, como Arregui y Torquemada”).
El siguiente párrafo de MGA inicia mal, porque inicia con otra generalización que ya alcanza también el estatus de clásica: la que supone que el periodismo cumple el papel de “denunciar” y “desenmascarar verdades” y otras tantas lindezas.   Yo no desconozco, por supuesto, que algunos periodistas cumplan ese propósito; pero me parece muy evidente, en razón de los dichos de Jauretche y lo comentado en entradas anteriores, que muchos periodistas no sólo que no lo cumplen, sino que además su papel (consciente o inconsciente, y yo sugiero que más lo segundo en razón de su paupérrimo nivel de autocrítica) es la defensa del estatus quo y el encubrir ciertos hechos que no calzan en su guion.  De hecho, el párrafo inicia mal pero continúa peor, porque luego le atribuye a la opinión pública el rol de “verdadera fiscalización popular” y las virtudes de ser “directa e imparcial”.  Esto ya es decir demasiado y mucho peor es predicar esos atributos (como lo hace MGA) del artículo de RLS (¡?). (3)   
MGA tiene una notoria afición por la falsa analogía: sugerir una entre Stalin y Correa es torpe; sugerirla entre el artículo de LS y el periodismo investigativo serio es multiplicar los alcances de esa torpeza a límites insospechados.  Sin embargo, MGA lo hace.  Para él, RLS es el trasunto guayaco de Bernstein y Woodward, los periodistas que investigaron el llamado caso Watergate (¡?).  Esto, por supuesto, es tan ridículo que no vale siquiera comentarlo.
El resto del artículo abunda en los defectos ya mencionados; como cómico detalle final, le advierte al pueblo que “debe escoger, si defender su derecho a estar informado, a cuestionar los actos y abusos del Gobierno” o “ser esclavo de este [el Gobierno] gracias a la desinformación”.  Esas opciones constituyen (no es ocioso admitirlo) la falacia de falso dilema.  Finalmente, MGA cierra esta pieza de periodismo berreta con un poco de metafísica al estilo de Conny Méndez.  Se puede hacer mejor (en realidad, no puede resultar nada difícil hacerlo mucho mejor que esto).
(1) “El Estado garantizará la cláusula de conciencia a toda persona, y el secreto profesional y la reserva de la fuente a quienes informen, emitan sus opiniones a través de los medios u otras formas de comunicación, o laboren en cualquier actividad de comunicación”.
(2) En resumidas cuentas, Tony Blair explicó que en el escenario de competencia brutal en que se desarrolla el periodismo moderno, “el impacto es lo que importa. La exactitud es importante, pero es secundaria. […] Los diarios de calidad afrontan las mismas presiones que los tabloides; las televisiones, las mismas que los diarios. Hay que conseguir audiencia, mantenerla y atrapar sus emociones. Algo interesante es menos poderoso que algo que conmociona”.  Esta situación provoca, en opinión de Blair, las siguientes consecuencias: “El escándalo y la controversia derrota al periodismo ordinario”; los “errores” se convierten en “engaños”; “el miedo a perderse algo hace que los medios de hoy, más que nunca, cacen en manada: son como bestias salvajes, haciendo añicos a la gente y su reputación”; en vez de la información de la noticia se impone la interpretación de esa noticia; eso hace que información y opinión se confundan de forma rutinaria; por lo tanto, “no hay equilibrio”: todo es “o triunfo o derrota, ya no hay grises, sólo blanco o negro”.  Y sí, le sobra razón al tal Tony.
(3) Todo parece indicar que el artículo de RLS es falso y malicioso (incluso su redacción alarmista nos persuade de esa supuesta falsedad y malicia).  Yo sostengo, de todas maneras, que la Constitución lo ampara. 

12 comentarios:

Charles dijo...

Yo estoy empezando a sospechar que se trata de una estrategia cuidadosamente planificada. Es obvio que RLS no tiene un pelo de tonto, y que, de manera consciente y premeditada publico esa informacion, que no es mas que su opinion, pero, y he alli el detalle, lo publica como si fuera una noticia confirmada. Y he alli el meollo del asunto.

Pq si hubiera publicado al inicio algo como: "en mi opinion, la dolarizacion blah blah blah" no habria motivo siquiera para pedirle cuentas de sus palabras, porque, por una opinion, no se persigue a nadie. Es el hecho de publicarlo como noticia, que impulsa a la indagacion de las fuentes de informacion. Pero el hecho que tantos pseudo periodistas salgan en la defensa del "perseguido" da la impresion que se esta siguiendo un guion planificado con antelacion.

Algo ironico es el complejo de persecucion, y un tanto de cobardia, de estos "valientes periodistas". despues que lo llamaran a declarar y mantener sus hechos, no hizo mas que declarar que ha recibido amenazas y esconderse, en vez de tener el valor de enfrentar y defender su verdad. Si alguien no esta dispuesto a defender sus argumentos ni sus frases, es sencillamente alguien cuya palabra no tiene valor. Y aun asi se llama periodista.. o periodiquero, que mejor le calza.

Hace poco salio una noticia referente al futuro descabezamiento del banco central, lo cual seria algo bueno, pero, no seria de extrañar que alguien desde dentro este esparciendo ciertos rumores, que son miel en los oidos de ciertos periodistas.

Por cierto, genial analisis del texto de MGA, sobre todo la comparacion entre Torquemada y Arregi.. a ver si esa les gusta..

jose dijo...

Sobre lo de RLS, iba a comentar algo similar a lo que expuso Charles en el segundo párrafo de su comentario. Y añado que, desde mi punto de vista, escritos de ese tipo merecen fuertes sanciones ya que son peligrosos para el orden público. Hay que tener mucho cuidado con lo que se dice en medios de comunicación masiva y ese artículo pudo provocar fuertes corridas bancarias.

Ahora Xavier, veo que permanente criticas y subestimas el rol de la prensa en Ecuador. Me parece que la prensa, muchas veces de forma tendenciosa hay que decirlo, critica o cuestina lo que ve. De pronto a tí te llama la atención más lo que la misma prensa NO critica. Pero yo SI he visto y escuchado a esos medios que tanto basureas (EcuaRisa y ElUNICOverso) criticar tanto a actores del actual régimen, como a sus contrincantes políticos conocidos como la PArtidocracia, incluyendo en este último grupo a los Social Cretinos.

Por ahí le darán más duro y con más fuerza a Correa. Habría que analizar el por qué, y hacerlo con argumentos y no solo basado en tus prejuicios (mantener el status quo, intereses económicos, etc). Porque de la misma forma se puede criticar al régimen de que insulta y descalifica a estos medios en aras de mantener su popularidad, ya que sabe de los daños que la opinión pública pueden causar en su imagen (intereses electorales, no precisamente búsqueda de la verdad).

Suscribo en general tus críticas al artículo de Apolo. Sin embargo creo que tú mismo acusas cierto sesgo anti-prensa a la hora de realizar tus críticas. Recuerda que los diarios solo tienen cierto espacio para publicar las noticias que ELLOS consideran más relevantes y de la forma que CADA EDITOR prefiera. Mientras no sea información directamente falsa y mentirosa, creo que cada medio está en su derecho de ofrecerla bajo el enfoque que ellos elijan.

Está en nosotros, los ciudadanos, decidir que tanta importancia o credibilidad le damos a esa información.

Saludos y esperemos que mañana nos traigamos una victoria de Ambato.

franciscop dijo...

Yo no simpatizo con este gobierno. Pero a diferencia de la gran mayoria de los detractores (que estan enceguecidos con una aversion y odio nunca antes vistos contra un regimen, y sobre todo, basandose en argumentos falsos y mentiras repetidas mil veces - como la tan mentada "falta de libertad de expresion" en la que vivimos -, cuando es todo lo contrario) puedo reconocerle los pocos meritos que se ha anotado este controversial gobierno. Y es uno de estos meritos, el de haber pateado el tablon donde estaba bien comoda la prensa y sacar a relucir la mediocridad de esta. La falta de inteligencia a la hora de esgrimir argumentos e incluso la falta de creatividad. Correa califico UNA VEZ a una mujer corpulenta poco atractiva de "gordita horrorosa" (notese la calidez y dulzura al decirle "gordita" cuando en realidad es una gordota y en cuanto a lo horrorosa.. les pido vean una foto de la susodicha y veran que el presi peco de sinceridad extrema) y ese ha sido el estandarte de muchos paladines de la libertad de expresion y el argumento para elaborar comparaciones con hitler, con stalin, con castro, etc, etc.( x ahi va la falta de creatividad) Les movieron el piso un poquito y se desenmascararon solitos. Se mostraron tal como lo que son: parcializados, desinformados, mentirosos, tendenciosos, manipuladores... (a veces creo que todos los adjetivos que le dan al gobierno salen de un autoanalisis que se han hecho)... y se creen en serio un poder del estado. Se creen que por tener un espacio en un medio son algo especial o que merecen un trato privilegiado por parte de las autoridades y la gente en comun. El deber de ellos (informar objetivamente, investigar, fundamentar sus opiniones) nunca lo han hecho, ni nunca lo haran. Y por eso es un merito de este gobierno el haber hecho que muchos abramos los ojos y veamos la mediocridad de la prensa y su notorio compromiso para con ciertos grupos economicos. Y no hablemos de television que ahi la cosa es peor...

Y para los que no simpatizamos con este gobierno pero no caemos en el vicio de odiarlo con todas las fuerzas me parece terrible que, por falta de una oposicion decente - lucio, alvarito.. la prensa (guacala), la iglesia (recontraqueguacala) - me va a tocar votar por el mismo mediocre presidente que tenemos hoy en dia.

Fabricio Tedel dijo...

Pues a mi el artículo me pareció muy apropiado, pues de alguna forma el gobierno va a tener que sacar la plata que le hace falta.

El artículo, bien o mal, es un llamado de alerta a que el gasto público no puede ser infinito y que mientras más te de un gobierno pues más te quita.

Claro que los esbirrros argumentarán que ser "dueños de la moral" altiva y soberana está por encima de la racionalidad. Eso me recuerda ciertos arrogantes periodistas y editorialistas serviles.

Automotive Engineering dijo...

Felicidades Xavier.
La verdad que tu blog es bien robusto en contenido y en debate.. Sigue adelante .. Como espectador miro la alternativa de las ideas sobre como cambiar ciertos dogmas. Siempre sigo tu bitácora y tomo como referencia las ideas que propones para debatir . Por ahí podría ser bueno que nos expongas alguna idea o que facilites cierta info, de como afinar el marco de las leyes comunicacionales en Ecuador y como iríamos mas allá sobre un nuevo marco comunicacional?..La verdad no se mucho del tema por ahí podrías despejar esta duda.
Saludos.

El Mediodía dijo...

"Se puede hacer mejor (en realidad, no puede resultar nada difícil hacerlo mucho mejor que esto." Diría yo que lo que podría resultar difícil es hacerlo mucho pero que eso... pero sucede que basta leer la colmuna de Pedro Valverde para constatar que sí que es posible.

Sobre la opinión de José, en el segundo párrafo, considero que lo censurable en ciertos conglomerados de medios no es tanto su ausencia de crítica a determinados actores políticos (aunque, por ejemplo, ha sido notable la total ausencia de crítica o investigación a la gestion de Nicolás Lapentti en el El Universo, con cuyos dueños se encuentra emparentado)sino, de forma particular, su alineamiento en defensa de determinados intereses económicos, más allá de las circunstancias figuras políticas.

Xavier dijo...

Charles, gracias por tu opinión, con la cual coincido. Jose, yo creo que sí merecen sanciones, en los términos en que lo expongo en la entrada siguiente (sanciones de índole civil, me refiero). Pero coincido que sí merece sanciones porque el escrito tiene (por la manera de presentar los hechos, tal como lo señaló Charles y tú lo suscribes) un propósito que no es discutir una opinión, sino provocar (acaso) el efecto que tú refieres. Jose, no creo ser ni tan permanente crítico (la prensa merece mucha, muchísima más crítica que la que yo pueda formularle en este espacio) ni subestimarla: lo que me interesa destacar es que la prensa suele sobreestimarse a sí misma en el rol que desempeña en una sociedad y atribuirse virtudes que no suele tener. A mí me parece que mucha (no vale tampoco generalizar) prensa tiene un sesgo cuando escribe lo que escribe y que hay muchas cosas que calla. No quiere decir esto que defienda una única postura, pero sí que tiene una tendencia definida que pone el acento en unas cosas y a otras no las toma (mucho no las toma) en cuenta. Por cierto, no creo que yo haya basureado a El Universo o a Ecuavisa (ni ha sido mi intención ni creo que se desprenda de mis dichos). En adición, no creo que señalar que la prensa hace lo que hace es por razones de “mantener el status quo”, por “intereses económicos” constituya prejuicios sino juicios de valor en función lo que la misma prensa manifiesta. Ahora, coincidir en una crítica al artículo de MGA no puede ser difícil. La verdad, el artículo de MGA es muy malo como pieza periodística. Y sobre lo que mencionas que los diarios publican las noticias que consideran más relevantes y de la forma en que el editor prefiera, el dato es cierto. Pero ese dato cierto nos obliga a algunas preguntas: ¿cuáles son los criterios de relevancia y preferencia que utiliza el medio de comunicación? Y más importante todavía, ¿esos criterios satisfacen el compromiso con la verdad y el pluralismo y el largo ramillete de virtudes que los medios de comunicación suelen afirmar que defienden? A mí me parece que la respuesta a esta última pregunta es no y que esa contradicción entre lo que se prefiere publicar y la ideología que suelen defender los medios de comunicación merece mucha crítica. De Ambato, un 4-1, mal nos fue, ja.
franciscop, considero que tu descripción es acertada. Canta Serrat, “nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio”, ja.
FT, en razón de esa racionalidad que invocas es que puede escribirse muchísimo, muchísimo mejor que lo que hizo RLS y lo que “defendió” (es un decir) MGA.
AE, gracias por tus palabras. Algún rato me haré cargo de lo que me sugieres.
Un abrazo a todos. Salute.

jose dijo...

Cuando escribí "basureas" me refería a como cambias sutilmente el nombre de esos medios (EcuaRisa por Ecuavisa). Por ahí esa palabra no era la correcta, digamos que "haces mofa" de esos medios.

Acerca de los criterios de relevancia: Creeo que se deciden de la misma forma que lo haces tú en tu bitácora. Aquí decides que es más relevante criticar una entrevista realizada por EU (muy mala por cierto), al mismo tiempo que decides NO criticar algunos escritos de similar pobreza, y tendenciosos también, producidos por El Telegrafo. Y eso está muy bien, es tú espacio y para tí es más criticable lo de EU. Aquí decides criticar contínuamente los atropellos perpretados por El MAS Alcalde, mientras decides criticar solo levemente y muy por encima abusos similares del Presi. A algunos les jode y lo han expresado, pero es así, acaso te pueden obligar a escribir sobre lo que ellos quieren leer??

Eso pasa también en los medios masivos PRIVADOS (esta bitácora es también un medio privado mas no masivo), el espacio es limitado y tienen que decidir lo que a su juicio merece la atención pública. Y sabrán los dueños de tal o cual medio lo que prefieren o no. Podrá sonar algo injusto pero cual es entonces lo justo??? Someter cada pasible nota periodística al escrutinio de todos los ciudadanos antes de su publicación para decidir cual es más relevante???

Lamentablemente este vicio de anteponer intereses personales sobre el compromiso con la verdad y el pluralismo es un común denominador en nuestra sociedad. Basta ver que, además de lo que vemos en estos medios privados, también sucede en Ecuatv con un más que cuestionable espacio de entrevistas conducido por ese man Lasso, así como noticieros bastante sesgados. En este caso es peor porque esta "prensa berreta" se financia con nuestro dinero. Pero el gobierno, con razon o no, lo utiliza como una especie de contrapeso de los ataques que recibe de los medios tradicionales.

Xavier dijo...

EM, es probable que no se pueda hacerlo peor que PV, estoy de acuerdo: yo hace tiempo que practico el placer negativo de su no lectura. Sobre el ejemplo que nos refieres de esa persona que acaso nos pruebe que como Prefecto se puede ser un excelente espectador de partidos de Copa Davis, pues es uno de los muchos puntos en los que no se está a la altura de la condición de críticos que los medios de comunicación social suelen auto-endilgarse.
Jose, pero es que tú mismo tienes la respuesta, la que no extraes porque no desarrollas las consecuencias de tus dichos. Hay una diferencia notable entre un medio de comunicación social y una persona, como yo, que escribe en su bitácora de Internet. Esa diferencia se traduce en que yo no tengo las obligaciones que un medio de comunicación social sí tiene para con la forma de tratar la información y que las tiene, entre otras cosas, porque esos medios de comunicación social suelen auto-definirse como el quinto poder, la conciencia crítica de la sociedad y la voz de los que no tienen voz, y suelen afirmar compartir atributos muy virtuosos: la pluralidad, la objetividad, la busca de la verdad, etc. Lo que me parece evidente es que los medios de comunicación social no suelen estar a la altura de las obligaciones a las que esas auto-definiciones y esos supuestos atributos los obligan. Por mi parte, yo siempre he afirmado las cuestiones que son de mi particular interés en el debate de ideas, que se relacionan con la autonomía individual y el autogobierno colectivo y con sostener opiniones que suelen (a pesar de las no pocas evidencias en la arena pública) silenciarse en el debate: los temas del espacio público, de la legalización de las drogas, de la libertades civiles de los homosexuales, de las políticas públicas del Alcalde de esta ciudad, etc. Soy consciente que tengo el derecho de escribir lo que yo quiera (así como asumo también como propia la obligación de fundamentarlo lo mejor posible) y soy también consciente de las reglas de un debate serio que quiero en esta bitácora, la que propone que se discutan los argumentos expuestos sin falacias y con seriedad y robustez (lo que implica evitar ataques personales –se discute la idea, no al emisor- y evitar discutir temas por fuera del tema propuesto -por supuesto, esto no siempre es posible, pero ese es el tipo de debate que la bitácora propone). Dicho lo cual, es evidente que muchos temas que son moneda común en los medios de comunicación social y en otras bitácoras no suelen ser materia de mi bitácora: en todo caso, a esos medios y a esas bitácoras puede remitirse el lector acucioso para conocerlos y acaso profundizar en ellos. Salute a ambos.

franciscop dijo...

Una cosa sobre tu respuesta a jose. Creo q la razon por la que visitamos tu blog es definitivamente xq expones temas que no se tocan en los medios de comunicacion masiva, con mas y mejores argumentos que muchos de aquellos periodistas que se dicen objetivos e imparciales, y ademas incitas al debate y no discriminas a la hora de publicar mensajes de los diferentes lectores de este blog. Por ultimo, creo que seria interesante que alguna vez critiques al gobierno, no para "callarle la boca" a aquellos que protestan en este blog, sino para por fin poder leer una critica fundamentada y valida, sustentada por hechos y carente de resentimientos personales/gremiales.
Ese tipo de critica contra el gobierno no existe...en los medios nunca la he leido, creo q la mejor critica al gobierno la escuche alguna vez de un taxista. En la tele o en los periodicos es siempre la misma cantaleta sin sentido...

Fabricio Tedel dijo...

No hay ninguna diferencia entre un medio de comunicación y un medio de comunicación.

¿responsabilidad social?

Si me compro una estación de radio pondré lo que yo quiera o lo que la gente guste siempre que yo lo permita... lo demás es puro ejercicio intelectual para quitarse el aburrimiento. En buena parte estoy de acuerdo con josé como te darás cuenta.

Por cierto quién "decide" qué medios responden a una responsabilidad social... adivino, las vanguardias iluminadas a sueldo (público). Sino, quién más...

Xavier dijo...

FT, si te compras una estación de radio y te declaras anarco-punk o evangélico y actúas como tal, todo bien. Lo que se critica (no era difícil leerlo) es el verso, el que te digan que defienden la libertad de expresión y atributos muy valiosos como el pluralismo y la objetividad, cuando en realidad (no es difícil apercibirse de ello) no es así. Ese sesgo y esa hipocresía es la que se critica. Salute.