Arjoneitor

17 de marzo de 2009

El tipo que aparece en este tramo del 20 al 13 del ranquin pomposamente llamado “las 100 canciones más grandiosas de los noventa” en los minutos 9:21 al 9:24 es primo de mi entrañable amiga Montse (un personaje a quien le suceden más aventuras y desventuras que lluvias a los highlands de Escocia) y alguna vez tomamos algunas chelas en casa de Mon, en la Fondesa. El tipo se llama Rulo y era locutor de Radioactivo: en los antedichos minutos, Rulo emite una sucinta opinión que yo suscribo: “No respeto a la gente que le gusta Arjona. Te gusta Arjona, no te respeto carnal”(1).

Fue precisamente en la bitácora de internet de la inefable Montse (aquí) donde me enteré de la existencia de la página http://www.arjonismos.blogspot.com/; la Vero, unas semanas después, complementó mis risas con la página http://www.soy-arjonaynotengotalento.blogspot.com/, donde se exponen algunas de las frases que convierten la desaparición física y simbólica de Ricardo Arjona en cuestión de salud pública: “Más cerrado que el culo de un muñeco”, “Fue más largo que pedo de culebra”, “Más cansado que plomero del Titanic” (¡?). Todas ésas pertenecen a esta canción, la que jamás he escuchado y ruego (gracias Azul) a los dioses que me sea concedido el no tener nunca que padecerla. Por supuesto, podría seguir y sumar, pero el propósito de esta entrada no es formular un inventario de la bancarrota en verso de este papanatas ripioso.

De hecho, el noble propósito de esta entrada es presentarles el invento que surgió de la ciberpágina arjonismos: el Arjoneitor. Ustedes solo tienen que hacer click y el Arjoneitor produce de inmediato una letra similar a la que este deplorable guatemalteco suele producir (cuando no lo hace peor): el detalle no menor que diferencia al Arjoneitor de Arjona es que este último pretende hacerle creer al incauto prójimo que lo suyo es poesía, mientras que el Arjoneitor le prueba a cualquiera que lo que Arjona realmente hace es secuenciar lugares comunes de manera mecánica y ripiosa. Intuyo que el Arjoneitor no podrá convertirse en un argumento contra Arjona (sobra industria y no faltan incautos y en fin, que con su pan se lo coman): pero cómo divierte ese click que nos revela lo primario de este truhán.

(1) Conviene matizar esta afirmación (el propio Rulo la dice risueño): ninguna persona puede juzgarse solamente por un gusto musical, por malo que éste sea (y conste que Arjona es malo en plan doloso). Ahora, que un gusto de esa laya genera graves sospechas, pos las genera, que ni qué.

13 comentarios:

José María León Cabrera dijo...

La verdad Arjona es a la mùsica lo que Paulo Coehlo a la mùsica.

Cuando escuchè una canciòn en la que hablaba de "pinguinos en la cama" solo me pude imaginar la pob re sàbana blanca cagada por completo por los pajarracos esos.

El problema es que como todo lo fofo, lo estùpido, lo evidente està de moda Arjona nos sigue atormentando en taxis, tiendas departamentales y reuniones de amigos.

En definitiva, parafraseando al poeta de supermercado guatemalteco "si el norte fuera el sur" Arjona "serìa la misma porquerìa".

JM

azul dijo...

"...y plugo a dios"

creo que debes revisar esa construcción, Xavier, si lo que quieres decir es que pides o ruegas. plugo es pasado de placer, no hay verbo plugar. tengo entendido que en la construcción 'plugo a dios' el sujeto es la tercera persona. o una cosa personificada como cuando digo que 'mi sacrificio/ofrenda plugo al dios'

en cuanto al fondo, de acuerdo. el tipo es insufrible. se defiende callado.

José María León Cabrera dijo...

debí decir lo que Paulo Coehlo ala literatura...

aunque pensándolo bien no está tan mal el lapsus. Paulo Coehlo es perjudicial para todo.

Xavier dijo...

José María, de acuerdo con la primera entrada y más todavía con la corrección, ja.
Azul, como es usual de rodillas me tienes. Ya está corregido. Mi sincero agradecimiento.
Salute.

Kojudo Mayor dijo...

No sabía que otros como yo, detestaban a Arjona. Yo siempre digo que si has oído una de Arjona, las has oído todas.

Y sobre la suspicacia que puede infundir un sujeto que ama a Arjona, es bastante cierta. Hace unas semanas me invitó un paisano de la provincia de los Tsáchilas, quien se dice amante de Arjona. Hombre de origen humilde, se casó con gringa, le concedieron la ciudadanía americana, y ahora pontifica como si lo que sabe, y lo que ha aprendido en su experiencia en gringolandia, lo titulan como autoridad en cualquier tema. (Las ínfulas que otorga el salir del país con un bagaje escueto y creer que por estar afuera ya se es mejor, y que lo de afuera es mejor) Se enojó conmigo porque osé decir lo expuesto arriba. Me dijo que soy un "místico" y "sobrado", pues no encontró en su vocabulario, la palabra arrogante. Trató de todas las maneras de convencerme de que Arjona es un "poeta" y que es lo máximo. No se conformó con que le diga que yo respetaba sus gustos, pero que no me iba a convencer en cambiar mi opinión sobre este cantante, catador de urinales. Ya entrada la noche y con 2 botellas de vino encima, el tipo estaba muy próximo a asestarme un puñete por mi sólemne negativa a aceptar a Arjona como artista que se deba apreciar. No llegamos a mayores, porque en gringolandia los puñetes conducen a querellas legales. El que gusta de Arjona, definitivamente tiene alguna tara, o no sabe de música, o simplemente huele a podrido como en Finlandia.

Kojudo Mayor dijo...

By the way...

Sabina va por la misma vereda que Arjona.

El Mediodía dijo...

¿Seguro que esa canción no es de autoría de Fabián Gallardo?

Creo que voy este finde a Gye, a ver si pasas viendo tus libros. Me jalé el de Fresán.

El Apestado dijo...

Yo diría, mi Mayor Kojudo, que quien gusta de Arjona, apesta.

Xavier dijo...

KM, muy buena tu historia sobre Arjona con el ecuatoriano que no conoce la palabra "arrogante" pero que la quiere poner en práctica (de manera penosa). No estoy de acuerdo, eso sí, en la comparación entre Sabina y Arjona: considero muy evidente un distinto y mucho, muchísimo mejor trato de la palabra y de la música por parte de Sabina. Pero no insistiré, entre gustos no hay disputas, ya fue dicho (en un comentario anterior con Azul).
EM, no lo es, pero podría ser. Es así de lamentable. Mañana voy por los libros a tu casa. Un abrazo.
Saludes.

Princesa Quil dijo...

Alguna vez discutía con alguien (ya ni recuerdo quien), y yo le exponía por qué detestaba a Arjona. Le decía que cómo puede alguien escribir y cantar tan orgullosamente "olvidarte es como tirarle el pelo a una botella", me da verguenza ajena!. Y ella muy convencida en la genialidad de este señor, me decía: Pues claro, si la botella no tiene pelos cómo iba a tirarle el pelo a una??. Imposible pues!

Entiendo por qué no recuerdo con quién mantuve esa conversación. Ya no depende de mí, yo podría llegar a tener una buena amistad con alguien que tolere y guste de la música de Arjona, pero con alguien que se declare fanático de ese seudo poeta, eso si que no..

Roberto Carmigniani dijo...

La prueba de que es un secuenciar de lugares comunes de manera mecánica y ripiosa es esta http://www.youtube.com/watch?v=h2svyXlAKkg

Xavier dijo...

PQ, totalmente de acuerdo. Como corolario de tu intervención se deriva la regla general de que un auténtico fan de Arjona excluye la posibilidad de intimidad. Salute.
RC, jajajajaja. Salute.

OZ dijo...

Xavi, sólo quería hacer hincapié en lo importante que resultó ser Arjona para nuestro desarrollo académico-profesional, o mejor dicho para el tuyo, porque yo despierto ya estaba cuando tuve que recurrir a Ricky A (como en inglés… “ei”) como mecanismo deplorable de tortura. Y es que queda claro que si hay algo peor que las canciones de Arjona, son las canciones de Arjona cantadas por mí a las 6am tras de una larga noche de estudios.

Un gran abrazo,

OZ