"La ley es la ley"

7 de abril de 2017

El primer cargo que ocupó Guillermo Lasso en su vida política fue el de Gobernador de la provincia del Guayas entre agosto de 1998 y agosto de 1999. De ese período se recuerda la frase “La ley es la ley”, con la que la Gobernación del Guayas justificaba sus políticas represivas.

En su libro Cartas a mis hijos, Lasso reflexionó sobre la ocasión en la que, como Gobernador, ordenó la prisión de un alcalde (Walter Quijije, de Colimes):

“El derecho de protesta existe, bajo ciertas reglas, y también el derecho a la libre circulación de las personas que deben garantizar los gobernantes” (1).

Esta frase me conduce a la siguiente pregunta:

¿Cómo habría actuado Guillermo Lasso frente a los actos de quienes protestan hoy en su nombre, si él fuera la autoridad a cargo?

Este afiche de época es cortesía del Comité Permanente de Derechos Humanos

A juzgar por su política represiva cuando fue Gobernador del Guayas, a una porción de sus simpatizantes le iría muy mal.

En este sentido, para todos aquellos que queman llantas, obligan a empleados municipales a descargar basura en las calles, invitan a incendiar la capital e impiden el tránsito, si Lasso fuera autoridad, simplemente no les tendría ninguna compasión. En el afiche institucional constan las sanciones que se les aplicarían: desde 2 días hasta 12 años de prisión, según el delito.

Y no sería nada personal. Ya se sabe: la ley es la ley.

(1) Lasso, Guillermo, ‘Cartas a mis hijos. Vivencias, aprendizajes y experiencias’, Editorial Planeta del Ecuador, Quito, 2011, p. 115.

0 comentarios: